Lo dijo el concejal Luis Pérez, quien busca la sanción de un proyecto de ordenanza que regule las inspecciones en los edificios por parte del municipio capitalino. La iniciativa surge tras el derrumbe del Parravicini.



Tras la tragedia que golpeó a Tucumán luego del derrumbe del ex cine Parravicini, en el que murieron tres personas, la comisión de obras Públicas del Concejo Deliberante programó una reunión con los miembros del Colegio de Arquitectos y de Ingenieros para avanzar sobre los informes en relación a lo sucedido y para analizar el proyecto de ordenanza que se impulsa en cuanto a los controles que debe llevar a cabo el municipio capitalino en los edificios. 

"La reunión básicamente es para establecer algunas pautas que creemos que son significativas y que tienen que ponerse en ptráctica urgentemente", explicó el titular de la comisión, el concejal Luis Pérez.  

El edil dijo que se presentó un proyecto de ordenanza, en el cual se solicita la inspección mensual de cada una de las edificaciones. "Esa inspección mensual tiene que ser realizada por el organismo competente de la municipalidad que es Catastro, pero también estamos pidiendo que sea acompañada por profesionales que tienen que ver con la construcción y electromécánicos que también es la otra característica que debemos inspeccionar", detalló Pérez. 

Aclaró que "en caso de que haya un tipo de diferencia entre la inspección realizada por la municipalidad con algunos de los profesionales que participan, vamos a pedir la intervención de los colegios de Arquitectura e Ingeniería para que esto tenga un control más específico porque creemos que los controles de la municipalidad son sino ineficientes, pocos", advirtió. 

El concejal adelantó la posibilidad de que el proyecto sea tratado en la próxima sesión del Concejo, teniendo ya el visto bueno de las comisiones correspondientes.  

"Lo que sí tenemos claro es que la ciudad de San Miguel de Tucumán tiene hoy un desorden y una falta de control muy grande", insistió.  

Compartir

Comentarios