Delpo y el Peque dieron un nuevo paso sin ceder sets. En cambio, perdieron Zeballos y Pella.

Juan Martín Del Potro (6° en el ranking ATP) dio un paso más en el polvo de ladrillo de Roland Garros. Después de superar un debut de menor a mayor ante el local Nicolas Mahut (116°), el tandilense barrió con solidez este jueves al también francés Julien Benneteau (62°) y se sumó en la tercera ronda a Diego Schwartzman, que sigue con un andar arrasador en París.

Fue el tercer enfrentamiento entre la Torre de Tandil y el francés de 36 años, que venía de eliminar a Leonardo Mayer (42°). Del Potro se llevó los dos primeros sets por la contundencia de su saque y un juego sólido similar al que encontró a partir del segundo set del partido ante Mahut, de la primera ronda. El tandilense estuvo efectivo con su primer servicio y tras quebrar en el momento clave, se quedó con el parcial por 6-4. En el segundo rompió el saque del rival de entrada y luego mantuvo para cerrarlo por 6-3.

Ya en el último parcial, el tandilense llevó el partido de rienda corta y no dio lugar a ninguna chance a su rival. Gracias a dos quiebres, cerró en 6-2 el resultado y se clasificó para enfrentar en tercera ronda al español Albert Ramos (36° del ranking mundial).

La primera alegría del día llegó de la mano de Diego Schwartzman (12°), quien apenas cedió cinco sets, al igual que en su debut. Fue un contundente 6-1, 6-3 y 6-1 sobre el checo Adam Pavlasek (185°), con quien no registraba enfrentamientos previos.

El próximo rival del Peque, en tercera ronda, será el croata Borna Coric (40° del ranking de la ATP).

Pero la jornada comenzó con una derrota argentina. Guido Pella (78°) se enfrentó al poderío de Rafael Nadal (2°), máximo favorito, y nada pudo hacer. Fue victoria del español por 6-2, 6-1 y 6-1 en dos horas de partido. Ahora, el máximo favorito deberá medirse ante el francés Richard Gasquet.

Horacio Zeballos (103°), cedió finalmente frente al estadounidense John Isner (10°), después de tres sets parejos que se definieron en el tie break. Pero en el cuarto parcial aflojó la tensión y su experimentado rival -que ya le había ganado los tres enfrentamientos anteriores- lo superó por 6-7 (8-10), 7-6 (7-4), 7-6 (7-2) y 6-2.

 

Compartir

Comentarios