Así se desprende de un relevamiento realizado por la Universidad de San Andrés en todo el país. En cuanto al futuro, el 37% sostiene que empeorará.

 

La tormenta de la corrida cambiaria de principio de mayo no solo generó un impacto dentro del Gobierno, que derivaron en reformulaciones de la gestión, sino también en la imagen del Ejecutivo puertas afuera, más precisamente en la opinión pública. Para el 57% de los argentinos, la situación está peor que en 2015, según se desprende de una encuesta privada realizada recientemente. 

A dos años y medio de la asunción de Mauricio Macri, los números de la gestión del mandatario ya no son los de sus inicios. Si bien Cambiemos recibió un fuerte espaldarazo en las elecciones legislativas de 2017 que le permitió nutrir el Congreso de diputados y senadores propios, transcurridos 29 meses desde diciembre de 2015 el apoyo y la esperanza de mejora no acompaña en la ciudadanía.

Un relevamiento realizado en todo el país de la Universidad de San Andrés arrojó que el 57% de los consultados considera que la situación del país se deterioró desde la asunción de Macri. La cifra, que en octubre de 2017 se ubicaba en torno al 29%, creció 28 puntos porcentuales tan solo en siete meses. En cuanto a cómo seguirá la situación, el 37% sostiene que empeorará. 

Asimismo, de las entrevistas se desprende que aquellos que consideraban en octubre pasado que el país mejoró se ubicaban en el 48%, mientras que para mayo la cifra cayó drásticamente al 22%. Lo mismo ocurrió para quienes sostenían que la situación iba a mejorar: para octubre se ubicaban en el 58% y ahora en torno al 34%. 

Las cifras corresponden a entrevistas realizadas en todo el país a través de internet, en la cual participaron 1004 personas de entre 18 y 64 años. 

Por otro lado, el 68% se encuentra insatisfecho con la situación actual en general, lo cual continúa en el máximo histórico y mostró un incremento de 25 puntos porcentuales con respecto a la misma encuesta realizada en 2016. Asimismo, la satisfacción pasó de 53% a 28% en nueve meses mientras que la desaprobación de Mauricio Macri creció al 55%.

Dentro de los poderes del Estado, la Corte Suprema acumula el mayor porcentaje de insatisfacción con el 82%, mientras que Diputados llega al 78%, el Senado al 77% y el Ejecutivo al 67%. En promedio, el poder Judicial, el Legislativo y el Ejecutivo se encuentran en el 76% de insatisfacción. 

 

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios