El tenista y el niño fueron en busca de una pelota que se elevó, no se vieron y terminaron chocando.

El estadio Philippe-Chatrier, el estadio principal de Roland Garros, fue escenario de un episodio poco frecuente: mientras jugaban su partido de tercera ronda frente al alemán Alexander Zverev (2º preclasificado), el bosnio Damir Dzumhur (26º) chocó con un alcanzapelotas, que quedó tendido en plena cancha.

El encontronazo se produjo cuando Dzumhur y el ball boy corrieron para ir a buscar una pelota, sin sacarle la vista al objetivo.

El choque asustó en un principio por la manera en la que cayó el chico, pero finalmente todo terminó bien y el partido continuó sin problemas.

Compartir

Comentarios