Consumidores Libres reflejó mediante un estudio que la canasta básica aumentó un 2,27% en mayo y que los saquitos de té encabeza la lista en lo que va de 2018.

El gobierno de Mauricio Macri no logra encontrarle la vuelta a la inflación. Muy lejos de los intentos del jefe de Gabinete Marcos Peña y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, por instalar la idea de que el país atraviesa un proceso desinflacionario, el Banco Central por un lado y el changuito del supermercado por el otro ratificaron en las últimas horas que la inflación se acelera cada vez más.

Según el último informe elaborado por la entidad que conduce Héctor Polino en mayo pasado la canasta básica compuesta por 38 alimentos se encareció un 2,27% y acumula en lo que va del año una suba del 10,14%.

Apenas un año atrás la misma canasta había experimentado en mayo una suba del 1,36% y llevaba acumulado en los cinco primeros meses del año un aumento del 7,63% lo que deja en evidencia que, lejos de aminorar, la inflación es cada vez mayor.

Sin embargo en el desagregado, producto por producto, algunos alimentos superaron por varios cuerpos de distancia el aumento general de precios acumulado. El pan, por caso, subió más de un 10% en apenas un mes y la acelga (cuyo precio también varía por cuestiones estacionales) se encareció un 20,51% desde el 1° de mayo.

Entre los que más subieron en los primeros 5 meses del año se encuentra el té (en caja de 50 saquitos) que se encareció un 66,84% y el azúcar que aumentó casi un 40% desde el 1° de enero pasado.

A ello se suman los tarifazos en los servicios públicos y la presión del gobierno de Macri por imponer desde el ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca, un techo del 15% a las negociaciones paritarias.

Fuente: Minuto Uno.

Compartir

Comentarios