El ex ministro de Economía se negó a responder preguntas ante el juez por la venta de dólar futuro; dijo que "no hubo delito" en las maniobras del Banco Central

El ex ministro de Economía y actual diputado nacional, Axel Kicillof , aseguró hoy que la causa del dólar futuro está basada en una denuncia "política, armada y sin acusación". El ex funcionario se negó a declarar ante el juez Claudio Bonadio, que está al frente del caso, y presentó un escrito en el que cuestionó con dureza la investigación del magistrado.

"No hay ningún delio ni de corrupción ni de cohecho", señaló el legislador al hablar con la prensa tras presentarse ante Bonadio en Comodoro Py.

Kicillof advirtió que se trata de una "denuncia política, armada, donde no hay ninguna acusación. "Se llama a testigos que son todos de Cambiemos, y se busca enjuiciar una política económica [del kirchnerismo]", criticó.

El ex funcionario no respondió las preguntas del juez y presentó un escrito en el que intentó demostrar que "no hubo delito". "Me sentí muy tranquilo porque esta causa es una vergüenza escandalosa, no hay tal delito, no hay tal acusación", afirmó. "No es un negociado ni una causa de corrupción. En las mil páginas del expediente no contiene ninguna denuncia sobre eventual beneficio a un funcionario de la anterior gestión", agregó.

En esta causa, el juez Bonadio investiga presuntas maniobras irregulares de la gestión de Cristina Kirchner en la venta del dólar futuro que provocaron una millonaria pérdida al fisco.

Bonadio, que fue ratificado por la Cámara Federal, acusa a la ex mandataria, al ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli y a Kicillof, entre otros.

El juez investiga si la ex presidenta y los demás imputados supuestamente cometieron el delito de "defraudación contra la administración pública" con los contratos de futuro del dólar que el Banco Central hizo en 2015 vendiendo, sobre todo, a bancos y grandes empresas.

Compartir

Comentarios