El organizador del fallido amistoso en Jerusalén ante Israel lo solicitará por considerar que la decisión fue tomada por "discriminación religiosa".

La suspensión del amistoso que este sábado iba a jugar la Selección Argentina en Israel sigue dando que hablar. Tras haber viajado a Barcelona para reunirse cara a cara con Claudio Tapia e intentar que el partido no sea cancelado, la gente de la empresa Comtec, encargada de organizar el encuentro, viajará a la FIFA para pedir que saquen a la Argentina del Mundial.

Claro está que el cambio de planes complicó cuestiones con sponsors, televisación y hasta a las miles de personas que compraron su entrada, por eso la idea de Comtec es viajar a Zúrich en busca de algo que es totalmente inviable. Lo cierto es que probablemente el amistoso quede pendiente para una fecha FIFA posterior a la gran cita mundialista, donde Argentina debutará el próximo sábado 16 a las 10 de la mañana ante Islandia.

Fuente: TyC Sports.

Compartir

Comentarios