La situación vulnerable de, al menos, nueve menores motivó a una madre y su hijo mayor a aprovecharse de ellos durante años: los responsables fueron procesados.

Al menos nueve niños y adolescentes fueron víctimas de explotación laboral por parte de una madre y de su hijo mayor en Tucumán. Los acusados se aprovechaban de la situación de vulnerabilidad de los menores y los obligaban a mendigar en la calle o limpiar parabrisas en los semáforos para obtener dinero, según informaron fuentes judiciales.

El caso, que fue difundido por la agencia Télam, tiene como imputados a un hombre y una mujer. El juez federal Fernando Poviña dictó su procesamiento, pero no así la prisión preventiva. 

El fiscal federal Gustavo Gómez adelantó a Télam que junto a su par Carlos Brito pedirán "la prisión preventiva para estas dos personas que esclavizaron durante años a por lo menos nueve niños".

Asimismo, Gómez consideró que existe peligro de fuga por parte de los procesados y hasta advirtió que estos podrían establecerse en otra ciudad y organizarse "para cometer un delito de similares características".

Los hermanos se dedicaban a reclutar niños y adolescentes, incluyendo a uno con discapacidad, que se encontraban en estado de vulnerabilidad para obligarlos a trabajar en la calle y luego quedarse con la recaudación, según concluyó Poviña.

Fuente: La Gaceta.

Compartir

Comentarios