El organismo emitió un comunicado en el que niega el recorte de cargos jerárquicos como parte del plan para bajar el déficit fiscal, aunque empleados del gremio acusan una reducción de salarios.

"La Administración Federal de Ingresos Públicos aclara que se encuentra en un proceso de readecuación de su estructura que no implica despidos", sostuvo el organismo, a través de un escueto comunicado.

De este modo, el ente recaudador salió al cruce de versiones periodísticas que indicaban que tanto la AFIP como otras dependencias del Estado, van a reducir en un 25% sus cargos jerárquicos.

Por su parte, la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP) realizará el martes una asamblea general en la sede central de AFIP, "en rechazo al accionar de la nueva cúpula del organismo".

El gremio comentó que el viernes último, "las autoridades de AFIP ratificaron en un acta la posición oficial de no dar incremento salarial alguno para el corriente año, y a su vez expusieron el plan de reducir los salarios vía Cuenta de Jerarquización".

"Se trata de un incentivo por recaudación que tienen los trabajadores del organismo desde hace décadas y que es práctica normal y habitual en un gran número de administraciones tributarias del mundo", puntualizó. 

Y añadió: "Mientras el Administrador Federal recorre oficinas intentando justificar el ajuste, en forma contradictoria ha nombrado personal proveniente del sector privado, como el Subdirector General de Recursos Humanos Facundo Rocha, de LATAM, y José Ricardo Varela como Subdirector General de Planificación, quien se desempeñaba como gerente en La Serenísima".

El secretario general de AEFIP, Guillermo Imbrogno expresó: "La AFIP es un ente autárquico que actualmente cuenta con un presupuesto equilibrado. El intento de generar un conflicto con los trabajadores que tienen a su cargo la generación de los 95% de los recursos del Estado, resulta inentendible, salvo que el fin sea el desmantelamiento del organismo".

"Contamos con presupuesto suficiente y estamos superando las metas de recaudación en más de setenta mil millones de pesos. Desvían la atención del verdadero desafío que tenemos para los próximos meses, que es la reducción del déficit fiscal con recursos genuinos. Son ellos los que generan el conflicto, y nosotros haremos sentir nuestro rechazo al ajuste con las medidas necesarias", enfatizó Imbrogno.

Fuente: Ámbito.

Compartir

Comentarios