La firma Neoen S.A.S. y bancos franceses harán la inversión en San Antonio de los Cobres y 330 viviendas serían beneficiadas con el nuevo aporte de electricidad.

En enero próximo comenzará la instalación de los parques solares "Puna Solar" y "Altiplano Solar", en Olacapato y San Antonio de los Cobres, que producirán 100 MW cada uno. Un megavatio/hora (MW) supone una cantidad de energía que puede dar electricidad a 330 viviendas en una hora.

La inversión total será de 300 millones de euros, de los cuales 100 millones pertenecen a la compañía y el resto se provendrá de la inversión de bancos privados y públicos franceses.

El jefe de Gabinete, Fernando Yarade, y la ministra de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable, Paula Bibini, recibieron ayer a representantes de la firma Neoen S.A.S., adjudicataria de la segunda licitación pública del programa RenovAr para la creación del proyecto fotovoltaico "Altiplano Solar".

La empresa, de capitales franceses y españoles, pide a la Provincia seguridades en materia de política energética, garantías jurídicas y estabilidad fiscal .

El proyecto se encuentra en etapa de financiamiento que culminará entre septiembre y octubre próximos. Para enero de 2019 está prevista la firma del contrato con la empresa civil que tendrá a su cargo la construcción del parque solar.

Para la construcción de la obra requerirá el empleo de entre 500 y 600 personas en Olacapato. Posteriormente, en su etapa de mantenimiento y provisión del servicio, contará con 120 operarios a lo largo del tiempo. La obra prevé la contratación de servicios locales y la adquisición de materiales electromecánicos, diésel, servicios de catering, hotelería y otros servicios adicionales.

Emanuel Pujol, director regional de Neoen para Sudamérica, explicó que ambos proyectos fueron adjudicados en el marco de los programas RenovAr I y RenovAr II, del Ministerio de la Producción y Energía de la Nación.

La obra comprende la instalación de paneles solares sobre estructuras metálicas que toman esta energía para convertirla en energía eléctrica y volcarla a la red de la línea Andes-Cobos de 345 KW.

Fuente: El Tribuno.

Compartir

Comentarios