El conjunto de Gareca, que volvió a una Copa del Mundo luego de 36 años, no supo concretar sus chances y sufrió tras el gol de Yussuf Poulsen a los 59'. Guerrero entró en el segundo tiempo y Cueva erró un penal.

 

 

 

El penal errado de Christian Cueva a los 42 minutos fue crucial para el desarrollo del partido. A los 59 minutos el mediocampista del Leizpig, Yussuf Poulsen, no perdonó y abrió el marcador tras un contraataque fatal.

Los primeros minutos del partido ante Dinamarca resultaron intensos pero sin jugadas peligrosas, pese a que los incaicos se mostraron agresivos y jugando más cerca del arco defendido por Kasper Schmeichel.

El conjunto de Ricardo Gareca manejó muy bien el campo. Sus llegadas se produjeron por ambas bandas y no dudaron en utilizar los disparos desde afuera como un recurso adicional. André Carrillo tuvo la primera clara por esa vía con un remate cruzado que despejó el arquero danés a los 12 minutos.

Con el correr de la primera mitad, Dinamarca se fue apoderando del balón y acercándose a Pedro Gallese. A los 37 minutos, Renato Tapia cometió una falta en el borde del área, la cual derivó en una peligrosa oportunidad para la estrella del equipo europeo, Christian Eriksen, que terminó desperdiciando con un tiro que impactó en la barrera.

A dos minutos del cierre del primer tiempo el VAR volvió a ser protagonista. Christian Cueva ingresó al área y Yussuf Poulsen le tocó el pie de apoyo. La jugada continuó mientras todos pedían penal y el árbitro finalmente fue advertido por los asistentes. El mediocampista malogró la chance con un fuerte disparo que pasó por encima del travesaño.

La selección peruana salió decidida en el complemento. Sin embargo, en su apuro por abrir el marcador descuidó el sector defensivo y le dio la posibilidad a Dinamarca de enlazar una contra que terminó en gol de Yussuf Poulsen, quien disparó al primer palo en un mano a mano contra Pedro Gallese a los 59 minutos.

En su afán por conseguir revertir el resultado. Ricardo Gareca decidió mover el banquillo y utilizar a su estrella. Paolo Guerrero ingresó a falta de 30 minutos por Edison Flores para intentar ayudar a su equipo.

El ingreso del "Depredador" le dio un tiempo más en ataque a la selección sudamericana. Perú contó con ocasiones que pudieron haber significado un empate. Jeferson Farfan y el mismo Guerrero fueron los protagonistas.

Los de Gareca intentaron hasta el final. Los cinco minutos adicionales que propuso el árbitro fueron todos para la "blanquiroja", pero la falta de precisión en sus jugadores le negó el gol que tanto anhelaban.

 

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios