Así lo manifestó el titular de la Cámara de Comercio de Tucumán, Raúl Fioretti, quien dijo que la tendencia para el Día del Padre es más gastronómica que comercial. Expectativas positivas para el futuro.



Las cantidades vendidas en comercios minoristas por el Día del Padre cayeron 6,4% respecto del año pasado, de acuerdo con un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En Tucumán, el titular de la Cámara de Comercio, Raúl Fioretti, atribuyó la caída en las ventas al clima y al partido de Argentina.  

"Este año se dieron dos cosas, tenemos el tema del mundial y del clima que no nos ayuda. La mañana del sábado fue perdida, jueves y viernes tuvimos ventas normales, pero esto es un tema que se viene dando", sostuvo el empresario. 

Según Fioretti, la tendencia que se viene dando año a año para esta fecha es más gastronómica que comercial.

Asimismo, recordó que "el consumo del comercio viene en caída desde 2013, se recuperó algo en 2016 y ahora estamos de nuevo en una situación de baja". 

Señaló, además, que "los crédito de tarjeta están saturados, por lo que cuando hay que comprar en una cuota el consumo se retrotrae".

"La situación si bien es difícil, no es más difícil de la que hemos pasado años anteriores", afirmó. 

Consultado por el cierre de comercios, Fioretti lo atribuyó no tanto a la situación de la baja en las ventas, sino a los costos fijos como ser el alquiler en el microcentro, donde se trata de cifras muy altas. 

Para finalziar, el empresario se mostró optimista respecto al futuro del sector. "El comerciante es optimista, cremeos que vamos a ir por el buen caqmino. El empresariado tiene expectativas positivas porque todavía hay una confianza en este gobierno que nos va a llevar por un buen camino", concluyó. 

Compartir

Comentarios