El joven tiene 18 años y disparó contra los policías que llegaron al lugar. Recuperación en el Centro de Salud.

Estaba robando en una casa de calle Perú al 1700 cuando la Policía lo encontró. Comenzó a disparar contra los efectivos hasta que fue reducido. El joven de 18 años fue trasladado al Centro de Salud donde se encuentra fuera de peligro. 

Un llamado al 911 advirtió a la Policía sobre un ilícito. Cuando llegaron al lugar encontraron las puertas abiertas y las luces prendidas, en ese momento un sujeto salió de adentro del domicilio realizando disparos.

Personal policial respondió el ataque con balas de goma y también las armas reglamentarias. El delincuente fue herido y reducido. Tenía consigo un arma de fuego calibre 22.

Fue trasladado al Centro de Salud donde fue asistido por la herida recibida. Fiscalía ordenó su aprehensión y custodia policial.

Compartir

Comentarios