Yamila Kroh declaró esta mañana por el caso en el que se acusa a la joven de haber asesinado a Fernando Pastorizzo y reveló una cantidad de mensajes y llamadas para denotar un hostigamiento.

En la última audiencia de testimoniales sobre el juicio contra Nahir Galarza por el crimen de Fernando Pastorizzo habló por primera vez la mamá de la acusada, Yamila Kroh.

La mujer llegó junto a su marido, Marcelo Galarza que también declarará este jueves. "Perdón hija por no haberte cuidado", fue lo primero que dijo Yamila y comenzó a relatar los indicios que ella había visto sobre la violencia que ejercía Fernando con Nahir.

La mujer contó que notó varias veces las marcas en el cuerpo de su hija y cada vez que le preguntaba qué le había pasado, Nahir le respondía: "Quedate tranquila, no pasa nada".

Yamila contó además que en el último tiempo notó a Nahir "nerviosa y rara" y que por eso la había mandado a la masajista que declaró esta semana.

“El teléfono sonaba y sonaba. Tenía 87 mensajes en 10 minutos”, aseguró en relación a que alguien no paraba de hostigar a su hija y reforzar así la hipótesis de la defensa sobre que Nahir era víctima de violencia de género.

Fuente: Minuto Uno.

Compartir

Comentarios