¿El DT de la selección? No, este potrillo de San Isidro adquirió su nombre de una manera muy particular. Los problemas del equipo en el último tiempo han dificultado su venta.

El 28 de septiembre de 2016 nació Sampaoli, en San Isidro. Pero no Jorge, que entonces ni siquiera era DT de la Selección argentina.

En el mundo del turf son habituales los nombres peculiares. En el Haras Abolengo, de la calle Diego Carman, hay uno al que bautizaron como el DT de la albiceleste.

“Su madre se llama ‘Sampaña’, y siempre buscamos que las crías lleven un nombre parecido para poder relacionarlos. Ese día había ganado el Sevilla y Sampaoli salió en el diario, me pareció que encajaba justo. Hoy es un potrillo de carrera de un año y medio”, explica Julio Menditeguy, de 52 años, dueño del haras.

Hace dos meses, Sampaoli -el potrillo- se fue, adquirido por un stud peruano. La venta no fue fácil: pesó el nombre, o el apellido.

Julio Menditeguy, dueño del Haras Abolengo, de San Isidro.

Julio Menditeguy, dueño del Haras Abolengo, de San Isidro.

“Lo empecé a mostrar después de la goleada frente a España y la gente no quería saber nada con el entrenador argentino. Me decían que ese nombre era mufa, que no iba a ganar ninguna carrera. Yo quería esperar a que terminara el Mundial para venderlo, porque si salíamos campeones me lo iban a pagar una fortuna, pero me convencieron de hacerlo antes. Tuve la suerte de encontrar a una persona que vino de Perú y le encantó desde el primer momento”, explica el criador.

Las claves para vender a Sampaoli estuvieron en la apariencia, sobre todo en su pelaje.

“Cuando se acercan las épocas de frío mantenemos a nuestros caballos en lugares cubiertos para que no sufran las consecuencias de las bajas temperaturas. Allí hacen ejercicio, trabajamos en la alimentación y en lo estético. Los compradores se fijan mucho en el pelo y en los músculos del animal para tomar la decisión”, explica el vendedor.

Abolengo es un haras con un costado futbolero: Sampaoli no es el primer caso que lo certifica.

“Es difícil decidir los nombres porque el Reglamento Nacional de Carreras de Caballos de Pura Sangre bloquea varios. A muchos les pusimos como jugadores de Alemania después del 2014, como Kroos y Klose. No tuvimos la suerte de que ellos vengan a comprar nuestros caballos”, bromea.

Menditeguy es un apellido reconocido en el mundo del turf. Julio recuerda que desde niño su familia le enseñó el amor por estos animales.

“Es una herencia que llevo con satisfacción y un sentimiento inexplicable. Mi padre fundó este haras hace muchos años y hoy me toca dirigirlo. Es un orgullo estar al frente de esta empresa familiar donde se trabaja con pasión y de manera profesional. Soy la segunda generación y mis hijos se están introduciendo en el tema”, dice. 

Nombres futboleros

Sampaoli no es un caso único ni mucho menos. En un país como la Argentina, donde el fútbol es pasión, no extraña que haya caballos de carrera tengan nombres de jugadores. En los últimos años fueron varios los que corrieron en el Hipódromo de San Isidro. Del Haras Abolengo, lo hicieron Kroos y Schurrle, dos bautizados como campeones del Mundial Brasil 2014. Este último ganó una carrera.

También se presentó tres veces Luiz Felipe -llamado como el DT brasileño del recordado 1-7-, pero no le fue bien.

De otros haras, corrieron El Masche, Cristiano (ganó una carrera) e Iniesta. Y un caballo llamado Lío Pipita tuvo dos actuaciones y en ambas ocasiones terminó último.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios