Diego preocupó a todos. Le bajó la presión después del gol de Rojo y se lo tuvieron que llevar a una sala para atenderlo.

Diego Maradona vivió este martes intensamente la victoria de la selección argentina que le permitió al equipo clasificarse agónicamente a los octavos de final del Mundial de Rusia.

El ex capitán y director técnico del equipo albiceleste fue tomado en varias oportunidades por la transmisión oficial donde se lo vio alentando, en un momento con los ojos cerrados y luego haciendo un gesto descalificador con supuestos hinchas que lo habrían insultado durante el encuentro.

Minutos después del final, Diego Maradona se retiro de su butaca acompañado por tres personas que tuvieron que acompañarlo hasta una sala vip del estadio porque, según se ve en el video, no podía moverse por sus propios medios.

Compartir

Comentarios