Héctor Sale, presidente de la institución de la salud de la provincia, se pronunció ante una hipotética aprobación de la ley del aborto a tratarse el 8 de agosto.

Los mayores referentes de la salud tucumana se mostraron en contra de la legalización del aborto, y el Colegio Médico se expidió oficialmente ante los legisladores que definirán su voto el próximo 8 de agosto para "reflexionar y analizar exhaustivamente" paso por paso los ítems que se presentan en el proyecto, ya que se manifiestan, según su presidente Héctor Sale, "con los principios con los cuales hemos sido formados los médicos, para cuidar la vida y la integridad de las personas".

En caso de una consolidación de la ley y su ejecución, existe la objeción de conciencia, para la cual Sale hizo hincapié y explicó de qué se trata: "es el derecho de un profesional a negarse por convicciones personales, éticas. En este proyecto de ley está contemplado, que deben comunicar a la institución a la que pertenecen por escrito. Existen sanciones penales a los profesionales que dilaten o posterguen la realización de esta práctica, que dictaría prisión de 3 meses a un año y se duplica en cuanto a inhabilitación, también llega hasta 3 años para autoridades de las instituciones".

Compartir

Comentarios