El delantero tiene 28 años, nació en Rosario Central, ascendió con Forestello en San Juan y llega de Temperley.

Marcos Figueroa será el nuevo refuerzo de San Martín. El delantero llega desde Temperley, donde metió 10 goles en la última temporada del equipo en Primera y es un viejo conocido de Rubén Darío Forestello, quien lo dirigió en el ascenso a la máxima categoría con San Martín de San Juan. "Nuevo destino, allá vamos", compartió el goleador esta tarde en Instagram, quien mañana abrochará formalmente su llegada a Ciudadela.

Figueroa nació y es fanático de Rosario Central. Pedirá la camiseta 19, el número que tiene tatuado en su pantorrilla izquierda, y fue una de las figuras del Gasolero en su intento por mantener la categoría. También jugó en Central Córdoba de Rosario, Argentinos Juniors y Atlético de Rafaela.

Hábil para romper las líneas, se caracteriza por su velocidad y buena pegada. Mañana mismo se espera que firme su contrato luego de la revisión médica. Durante el receso estuvo entrenándose: "Para llegar de la mejor manera al nuevo desafío que se viene por delante".

La llegada de Figueroa se da en un día movido para el Santo con la continuidad en veremos de Claudio Bieler, la probable llegada del volante de Emiliano Purita, de San Lorenzo, y la del defensor Dylan Gissi, de Defensa y Justicia, de origen suizo, 1,93m de altura y con paso por Montpellier de Francia y Rosario Central.

 

 

 

 

 

Fuente: El Tucumano.

Compartir

Comentarios