Mauro Díaz Cáceres declaró ayer ante la fiscal que lleva la causa. Hoy lo haría Nicolás Montes de Oca.

Ayer la fiscal Adriana Giannoni, que investiga la muerte de Facundo Ferreira que ocurrió en el mes de marzo pasado, llamó a los policías que estarían involucrados en el hecho. Después de haber declarado varias horas, el policía Mauro Díaz Cáceres quedó detenido, luego fue liberado. 

El uniformado había quedado aprehendido y fue trasladado a la sede de Bomberos hasta que un juez resolviera si aceptaba o no el pedido de detención del uniformado. 

Finalmente, el juez Víctor Rouges no aceptó el pedido de detención en contra del policía que elevó la Fiscalía, por lo que seguirá ligado a la causa pese a que quedó en libertad. 

Entre tanto, Nicolás Montes de Oca, el otro policía acusado por la muerte del niño, declarará este martes.

Fuente La Gaceta. 

Compartir

Comentarios