“Parece que no bastó con detenerme. Quieren hacerme callar”

Desde la cárcel en la que está alojado hace cuatro meses, el ex presidente, que lidera las encuestas para las próximas elecciones, denunció a "los poderosos sin votos".

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encuentra privado de su libertad desde hace cuatro meses, acusó una vez más a los “poderosos sin votos que lo condenaron sin pruebas”, de armar un complot para callarlo. “Parece que no bastó con detenerme. Quieren hacerme callar”, denunció el ex mandatario en una columna publicada ayer en el periódico Folha de Sao Paulo. Lula, de 72 años, fue condenado a 12 años y un mes de prisión, por el juez Sergio Moro quien los acusó de haber recibido un departamento en la costa de San Pablo, por parte de un constructora involucrada en el caso Petrobras.

El líder de los trabajadores, a pesar de estar entre rejas, lidera las encuestas presidenciales de octubre. “Soy candidato porque no cometí ningún crimen. Desafío a los que me acusan a mostrar pruebas de lo que hice para estar en esta celda”, exigió en su columna publicada ayer. Según una encuesta de  Dathafolha, el exmandatario alcanzaría el 30 por ciento de los votos, 13 puntos por encima del diputado ultraconservador Jair Bolsonaro, que se posiciona en segundo lugar, y en tercero se encuentra la ex senadora centrista Marina Silva, 20 puntos debajo del exmandatario. 

Por otra parte, Lula rechazó la prohibición de conceder entrevistas a cadenas de noticias, que anunció la jueza Carolina Moura Lebbos, la semana pasada. “Después de años calumniándome ¿no quieren que tenga el derecho de hablar en mi defensa?”, se preguntó el expresidente, quien en dos mandatos (2003-2010) logró sacar de la pobreza a 30 millones de brasileños. Lula también aludió al “ilegítimo” gobierno de Michel Temer, quien asumió la presidencia de Brasil el 31 de agosto de 2016 tras un golpe institucional a la entonces mandataria Dilma Roussef. Lula responsabilizó al actual gobierno de tomar medidas economicamente regresivas que afectan a los sectores populares quienes a causa de estas ahora están viviendo una situación de extrema vulnerabilidad. 

Fuente: Página 12.

Compartir

Comentarios