Hay cinco detenidos por la muerte de la joven.

Hasta el momento hay seis personas imputadas por el homicidio de la joven. Dos teorías en la investigación.

La Justicia dictó la prisión preventiva a los detenidos (cinco hombres y una mujer), imputados por el homicidio de Priscila Paz, la joven madre de 27 años que apareció sin vida y con signos de violencia en  un cañaveral, a metros de la ruta 301 en San Pablo.

La investigación que lleva adelante la fiscal María del Carmen Reuter, determinó dos teorías: la joven fue atacada para robarle el celular y llevada al barrio Ampliación Elena White porque había reconocido a uno de sus atacantes, o un conocido ofreció llevarla a su casa, pero terminaron en otro lado.

Priscila, por lo menos hasta el jueves 25 la mantuvieron escondida en una casa de ese lugar. Las autoridades judiciales, por el informe forense, se sorprendieron de las lesiones que tenía, “hubo ensañamiento en contra de la joven”.

La joven estuvo desaparecida durante nueve días. Había sido vista por última vez en la mañana del domingo 22, cuando salía de trabaja de un hotel alojamiento en  El Manantial. Nada se supo de ella hasta el frío martes 31 de julio, cuando el cuerpo de Priscila fue hallado junto a cañaveral por donde ya la habían buscado. Es por lo cual creen que el cadáver fue plantado en el lugar por sus asesinos.

Compartir

Comentarios