Incertidumbre en el ingenio San Juan

Los trapiches se paralizaron, la fábrica está sin luz y sin gas, y hay unas 400 personas que quedaron a la deriva. Sólo queda decir que "el último cierre la puerta".


 

El entusiasmo les duró poco. Tras un inicio de zafra problemático y con sólo ocho días de molienda, el ingenio San Juan finalizó abruptamente sus actividades ante el retiro de las empresa que administraba la planta.

Los trapiches se paralizaron, la fábrica está sin luz y sin gas, y hay unas 400 personas que quedaron a la deriva.

Resultado de imagen para ingenio san juan banda del rio sali

Juan Luis Abregú, referente gremial de los trabajadores, dio un panorama de la situación que atraviesan los operarios del San Juan.  

"Es lamentable y duro decir que ha sido triste la noticia de hoy porque hoy se presentaron los abogados del señor Lucas Terán, que es el arrendatario, en la secretaría de Trabajo, pero antes Terán nos comunicó verbalmente la semana pasada de que se retiraba del arriendo del ingenio San Juan invocando que había algunos interesados sobre el ingenio", manifestó el vocero de los obreros. 

Abregú contó que la fábrica azucarera estaba moliendo, pero que ayer se paralizaron todas las actividades, pese a que "el ingenio está en condiciones de arrancar ya la molienda con materia prima que es la caña y que está en el cachón. Pero la mala noticia es que el señor Lucas Terán hasta el momento no dio la cara y los mandó a los abogados a la secretaría de Trabajo", confirmó. 

El dirigente comentó que ya hicieron una presentación ante la justicia para que sea notificado Terán a los efectos ratificar por escrito su renuncia al arrendamiento.

En este sentido, sostuvo que "Terán no puede seguir en el ingenio porque está debiendo una considerable suma de salarios y jornales, sumado al compromiso del gas y otros items".

Resultado de imagen para ingenio san juan banda del rio sali

Por otro lado, Abregú expresó su agradecimiento para con el gobierno provincial, al tiempo que solicitó nuevamente su acompañamiento, teniendo en cuenta las familias que quedaron en la incertidumbre. "Llegaremos a la instancia de que nos atienda el gobierno en forma inmediata para ver qué hacemos con los 400 compañeros que quedan en la calle por la falta de molienda", adelantó. 

"El daño está hecho en las 400 familias que están sin trabajo y sin poder cobrar los salarios que les deben. La justicia tiene que poner mano dura y nosotros vamos a tratar de ir hasta las últimas consecuencias", advirtió. 

La fábrica azucarera ubicada en la Banda del Rio Salí fue la última en sumarse al proceso productivo de este año, a causa de una deuda millonaria que la arrendataria Tecnocontrol mantenía con la empresa Gasnor, que les impedía reconectar el servicio de gas para poder iniciar la molienda. Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo y el 1 de agosto se lanzó el campaña, pero el jueves 9 se detuvieron los trapiches.

Las cerca de 400 familias que dependen de la actividad del San Juan esperan que la Justicia habilite el ingreso de un nuevo administrador para que el ingenio recomience la zafra.

Compartir

Comentarios