La obra generó polémica durante su aparición en el julio cultural.

A pesar de las amenazas y escraches, la obra vuelve al escenario. La comedia gira alrededor de temas polémicos como la sexualidad y las parafilias. Esta noche, a las 22:00, en el Virla.

El viernes 17 a las 22 vuelve la obra “Chicos Católicos, Apostólicos y Romanos” al Teatro Alberdi (Jujuy 92) para hacer una única función. La obra estuvo dos meses en cartelera en el Centro Cutlural Virla y para el julio cultural cuando intentaron censurarla en el teatro que ahora se presentan.

 

La obra narra la historia de un grupo de estudiantes de colegio católico que va a tomar la primera comunión. Las metáforas de la religión se vuelven literales y contradictorias desde las miradas desprejuiciadas de estos chicos, quienes interpretan el catecismo de una forma muy particular, desencadenando situaciones disparatadas permanentemente. La espontaneidad del lenguaje juvenil pone en relieve la violencia naturalizada en las instituciones educativas, los mandatos de los adultos y la búsqueda desesperada por pertenecer al mundo del "bien".

 

Antes de la función del Julio Cultural llegaron al teatro amenazas de escraches hacia el elenco y la petición de suspender el espectáculo a las autoridades de la sala, pese a esto la función se realizó con entradas agotadas. “Estas amenazas llegaron de gente que claramente no vio la obra, nosotros interpelamos la cuestión desde nuestra mirada no planteado desde un absoluto”, explica Guido Guerrero, uno de los protagonistas.

Pese a los intentos de suspender la obra, las presentaciones que han realizado a lo largo de estos meses desde el estreno han sido éxito. “Nos animamos a  reponerla en un teatro tan grande porque nos ha ido bien y sabemos que hay mucha gente que se quedó con ganas de verla”, afirma con orgullo el actor. 

 

La obra es protagonizada por Gabriel Carreras, Guido Guerrero, Emanuel Rodríguez, Enrique "Kikin" Diaz y Roberto "Beto" López. “A los chicos los conozco y son grandes actores, me parece que tienen el oficio necesario para poder resolver bien la obra que propone un juego con temas serios en clave de humor”, afirma Sebastián Fernández, quien dirige junto Belén Mercado,  sobre el elenco. La obra cuenta con las coreografías de María Eugenia Rufino y la producción de Agustina Doz Costa.

 

Fuernte:  El Tucumano

Compartir

Comentarios