El miércoles, familiares de los tripulantes desaparecidos se movilizaron frente al Congreso, a nueve meses de la desaparición del submarino.

Lo informó el Ministerio de Defensa. La compañía Ocean Infinity cobrará por sus servicios solo si encuentra al submarino desaparecido el 15 de noviembre.

El Gobierno nacional confirmó que contrató a la empresa estadounidense Ocean Infinity para avanzar con la búsqueda del ARA San Juan, desaparecido el 15 de noviembre pasado con 44 tripulantes a bordo.

"El Ministerio de Defensa que conduce Oscar Aguad informa que por resolución del Poder Ejecutivo Nacional la empresa norteamericana Ocean Infinity fue contratada para continuar la búsqueda del submarino ARA San Juan, que desapareció el 15 de noviembre último en la zona del golfo San Jorge, con 44 tripulantes a bordo", sostiene el comunicado oficial. Y agrega: "Ocean Infinity cobrará por su servicios solamente si encuentra al submarino".

"La decisión administrativa, firmada hoy, avala la contratación directa de urgencia de esa firma, que fue seleccionada tras la intervención de Comisión de Asesoramiento Técnico del Proceso de Contratación y de una Comisión Evaluadora de Contrataciones de la Armada Argentina", continúa el texto.

Ocean Infinity se impuso en el país sobre la oferta de la otra firma estadounidense que llegó a la última fase de licitación, Sistemas Electrónicos Acuáticos (SEA), tras disponer de un presupuesto de US$7,5 millones, un pago que sólo se realizará en caso de encontrar al submarino. 

Un día antes, al cumplirse nueve meses de su desaparición, familiares de los 44 tripulantes se movilizaron frente al Congreso para pedirle al Gobierno que no abandone la búsqueda. "Esperamos que se inicie de una vez por todas una búsqueda digna, real y lo más sincera posible para poder encontrar a nuestros familiares", había enfatizado Lucía Zunda Meoqui, hermana del teniente de la nave Adrián Zunda Meoqui. 

La empresa adjudicataria tomó relevancia al participar de la búsqueda del avión de Malaysia Airlines, desaparecido en el océano Índico en 2014 con 239 personas a bordo, lo que lo convierte en uno de los mayores misterios de la historia de la aviación.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios