Cortan en calle Congreso al 400.

Solicitan que reincorporen al caso a uno de los abogados defensores. Está acusada de adquirir el celular de la joven asesinada.

Familiares y amigos de una de dos mujeres que están detenidas por el crimen de Priscila Paz protestan con quema de cubiertas en las inmediaciones del Colegio de Abogados -calle Congreso al 400-. 

Luciana Érika Solange Alderete se la acusa de haber adquirido el celular que los otros acusados le habían sustraído a Priscila. Según sus allegados expulsaron de la causa a su abogado defensor. "Ella tiene un bebé de meses, por lo menos que le den arresto domiciliario", dijeron desde la protesta a LV 12. 

"Fueron a venderle el teléfono, ella no lo compró. Lo único que hizo fue probarlo y puso su chip", justificaron sus familiares. 

"Necesitamos que se haga justicia", anticipando que hasta que no encuentren una solución no se irán del lugar. 

Compartir

Comentarios