La ex mandataria declaró no pertenecer al círculo de coimas que afecta a funcionarios kirchneristas.

A través de una carta publicada en su cuenta de Facebook, Cristina Kirchner afirmó no haber recibido sobornos para la firma de decretos durante su mandato. Además, calificó como "funcionario de cuarta linea" a Claudio Uberti.

En una carta titulada "Sobre pijamas, dormitorios y decretos en la Argentina macrista arrepentida", la ex presidenta Cristina Kirchner se refirió puntualmente a la denuncia de Gabriel Romero, de la empresa Emepa, quien aseguró que pagó U$S 600.000 por un decreto que lo beneficiaba.

 

Sin embargo, la ex jefa de Estado, en el centro de la investigación por los cuadernos de las coimas, fue más allá. En su posteo, volvió a apuntar a los medios, cruzó al juez que lleva la causa, Claudio Bonadio, al fiscal Carlos Stornelli y cuestionó la gestión económica del presidente Mauricio Macri.

En su mensaje, Cristina Kirchner dijo "nunca nadie" le pagó por firmar un decreto. La referencia es a la declaración del empresario Romero, quien había admitido ante la Justicia el pago de la suma millonario por la firma de un decreto, en 2010, para que el gobierno kirchnerista le otorgue la extensión de la concesión de Hidrovía SA.

En el escrito, la ex mandataria cuestionó la labor del fiscal Stornelli y del juez federal Claudio Bonadio, a quienes acusó de un "evidente manejo extorsivo de la figura del arrepentido", al que consideró "sencillamente escandaloso".


Según Cristina, los funcionarios judiciales cuentan "con el beneplácito de las más altas esferas del Poder Judicial, de los medios hegemónicos de comunicación y de este gobierno que ha provocado que nuestro país se esté cayendo a pedazos en medio de una verdadera catástrofe económica y social".

Involucraron a dirigentes de La Cámpora en la ruta del dinero ilegal del kirchnerismo

Por otro lado, calificó como "funcionario de cuarta línea" a Claudio Uberti, el ex integrante del gobierno de Néstor Kirchner que dijo haber visto "repleto de bolsos y valijas con dinero" el dormitorio de la ex pareja presidencial.

Los hechos

Ayer, Romero, se sumó a la cada vez más extensa lista de empresarios arrepentidos en la causa de los cuadernos tras declarar ante la Justicia que pagó sobornos al Gobierno de Cristina Kirchner para que le extendiera por decreto presidencial la concesión del cobro de peajes de la Hidrovía del Río Paraná.

Romero había declarado ya ante el fiscal Carlos Stornelli, aunque ayer firmó en los Tribunales de Comodoro Py el acuerdo como imputado colaborador con el juez Claudio Bonadio luego de una ampliación de su indagatoria.

Específicamente, Romero declaró que pagó coimas por USD 600 mil para que la administración de Cristina Kirchner, a través de un decreto, le extendiera la concesión de peaje de la Hidrovía del Río Paraná al grupo Emepa.

Uno de los DNU fue en 2010 y permitió la renegociación de las condiciones de explotación de la Hidrovía, esto implicó ampliar la traza de la vía navegable más importante de la región.

Tras la declaración de Romero recuperó la libertad Rodolfo Poblete, el ex director de Relaciones Institucionales de la compañía, quien se había negado a declarar al inicio de la ronda de indagatorias, por lo que estaba detenido desde hacía 15 días.

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios