Wemo posee una amplia variedad de modelos.

Wemo es un artefacto que, además de servir como protección, da la posibilidad de escribir con birome sin dañar el celular. La anotación puede ser removida con una goma de borrar.

Presente en todo momento, el teléfono móvil se convirtió en un accesorio imprescindible en las tareas cotidianas. Su disponibilidad en todo momento llegó a desplazar, en algunos casos, a las lapiceras y los anotadores de papel, aunque algunas personas aún prefieren tomar notas de la forma tradicional.

Para esos usuarios existe Wearable Memo II, o Wemo a secas, una novedosa funda de silicona creada por la firma japonesa Kenma, que cuenta con una superficie apta para tomar notas con una birome. La gran ventaja es que puede funcionar con todas las ventajas de un anotador tradicional con un lápiz, con la diferencia que el material admite la tinta de un bolígrafo.

Kenma, el creador de esta carcasa para notas manuscritas, también cuenta con diferentes modelos de anotadores adhesivos renovables que funcionan de la misma forma Kenma, el creador de esta carcasa para notas manuscritas, también cuenta con diferentes modelos de anotadores adhesivos renovables que funcionan de la misma forma



Lejos de quedar de forma permanente, la anotación puede ser removida con una goma de borrar y, de esta forma, permite que el usuario pueda empezar a escribir sobre la funda. Esta modalidad, sin límite de uso, busca facilitar la creación de recordatorios que deben realizarse de forma rápida sin tener la necesidad de ingresar en una aplicación del smartphone.
Algo parecido, sin una funda de este tipo, implementó Samsung en su línea Galaxy Note al permitir la creación de notas rápidas con el lápiz stylus en la pantalla apagada del smartphone.

Kenma también cuenta con pequeñas notas adhesivas que permiten dejar recordatorios de la misma forma, con una superficie de silicona reutilizable mediante el uso de una goma de borrar. Se espera que sus carcasas y anotadores lleguen al mercado japones y estadounidense en abril de 2019.

Fuente: La Nación

Compartir

Comentarios