Exponentes internacionales debatieron en Tucumán.

Alrededor de mil personas asistieron al encuentro internacional donde expusieron sobre las diferentes formas que utiliza el terrorismo para difundir contenido por internet.

Exponentes internacionales debatieron en Tucumán sobre prevención de delitos basados en la discriminación y el odio, en una jornada organizada por el gobierno provincial y el Centro Simón Wiesenthal.

Alrededor de mil personas asistieron al encuentro internacional “Delito de odio, discriminación e intimidación en la era de las redes sociales” y escucharon exposiciones sobre las diferentes formas que utiliza el terrorismo para difundir contenido por internet.

El analista político Sergio Berensztein; el rabino Abraham Cooper, que se desempeña como director de la Agenda de Acción Social Global del Centro Simon Wiesenthal; el embajador de Estados Unidos en Argentina, Edward Prado y el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, fueron los principales expositores de la jornada que se desarrolló en el Hotel Sheraton de la Capital tucumana.

Importancia y trascendencia

“Fue una jornada que quedará en la historia de Tucumán por su importancia y trascendencia. Esperamos que esto impacte en nuestra gente. Buscamos prevenir la violencia y el odio, que no conducen a nada. Para eso sirve este tipo de encuentro, del cual no hay antecedentes en la Provincia”, sostuvo el gobernador Juan Manzur.

Cooper pidió tener especial cuidado con la información que se encuentra en los buscadores de Internet y redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter y VK, y la veracidad de esa información.

“En el marco de los usos de la red global ya se dejó de lado la consulta a las bibliotecas y por ese motivo es necesario consultar información de acuerdo al valor de sus fuentes en internet”, afirmó.

El embajador Prado aseguró que: “Hemos visto que el odio y el fanatismo existen y pueden viajan por internet. Las tecnologías modernas son excelentes herramientas pero pueden servir para difundir el odio y favorecer una actividad de intolerancia”.

Tiempo histórico

Lorenzetti, por su parte, explicó que Argentina, como muchos otros países, cuenta con normas para censurar las manifestaciones de odio, previstan en el nuevo Código Civil y Comercial. “Las leyes están relacionadas con un estado nacional y un tiempo histórico. En cambio en internet no existe un estado y un tiempo. En internet impera la libertad de expresión”, dijo.

“Es necesario regular el mundo digital, porque si no lo hacemos corremos el riesgo de que surjan una serie de problemas preocupantes con las falsas noticias que influyen en los ciudadanos, en los consumidores, en la privacidad y en la vida de los niños”, aseguró el magistrado.

Entre los asistentes se encontraban académicos, empresarios, representantes de distintos credos, como Adrián Werthein, presidente del Congreso Judío Latinoamericano y Ariel Gelblung representante del Centro Wiesenthal para América Latina, y de organizaciones sindicales nacionales, como Héctor Daer, secretario general de la CGT.

“Prevenir el odio y el terrorismo es una acción que debe ser comprometida por toda la ciudadanía. El problema del terrorismo es internacional, no solo de la comunidad judía. En Francia, Bélgica, Estados Unidos ha sido cruel”, explicó Werthein.

Compartir

Comentarios