Rige la clausura de la iglesia por prevención

La Dirección de Patrimonio de la Provincia, la congregación de San Francisco y el Ente Tucumán Turismo analizaron la situación de la iglesia, "son necesarias evaluaciones técnicas con especialistas para garantizar que la estructura esté segura". Gestiones en Buenos Aires.


Mientras sigue la clausura del templo San Francisco, a raíz de la caída de revoque desde la fachada del edificio, ayer se concretaron reuniones a nivel local y nacional. 

La directora de Patrimonio de la Provincia, la arquitecta Mercedes Aguirre, se reunió con autoridades de la congregación de San Francisco y con representantes del Ente Tucumán Turismo, y explicó que todavía no se puede calcular el costo de las reparaciones del templo, porque antes son necesarias evaluaciones técnicas con especialistas.

Además, mantuvo un encuentro con técnicos de la Dirección de Catastro de la Municipalidad de la capital, luego de lo cual explicó que la clausura de un sector se concretó por precaución, por lo que ahora hay que hacer el trabajo de precisión para determinar el estado de la estructura edilicia.

La funcionaria advirtió también que la situación generada en el templo de San Francisco es un llamado de atención respecto de otros edificios religiosos.

Mientras tanto, en Buenos Aires, la senadora Silvia Elías de Pérez se reunió antes del mediodía, con los representantes de Planificación Territorial y Coordinación de Obra Pública (Fernando Álvarez Celis) y de la Comisión Nacional de Monumentos (Laura Weber).

En tanto, hoy se reunirán con el arquitecto Andrés Nicolini, que dirige las obras en Tucumán, para hacer urgente el diagnóstico, determinar qué se necesita y garantizar que la estructura esté segura y no tengamos ningún tipo de riesgo.

La senadora nacional explicó que hay un convenio entre la Comisión de Monumentos y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), de manera que será este organismo el que dispondrá cuál es el personal idóneo para efectuar la evaluación. Dijo también que los expertos del INTI realizarán una especie de tomografía del edificio para determinar las obras que son urgentes y las que quedaron pendientes de la etapa anterior.

Compartir

Comentarios