El kirchernismo le aportó los votos necesarios al designio impulsado por Pichetto y el senador Juan Manuel Urtubey.

Con 40 votos a favor y 26 en contra, el proyecto de ley que fue impulsado por la oposición nacional prevaleció luego del debate que finalizó en las primeras horas del jueves.

El proyecto de extinción de dominio fue aprobado por el Senado en la madrugada del jueves. El peronismo lo había presentado meses atrás y de esta manera le ganó la pulseada al oficialismo, que intentó avanzar con una iniciativa propia. El designio fue girado a la Cámara de Diputados tras ser aprobada con 40 votos a favor, todos ellos del Bloque Justicialista, el kirchnerismo y bancadas provinciales y 26 en contra que logró reunir Cambiemos.

Esta figura jurídica venía siendo reclamada por el gobierno, pero sin embargo Cambiemos terminó votando en contra porque no se pusieron de acuerdo en un tema central: el oficialismo quería que sea con retroactividad mientras que el peronismo se negó a eso, basándose que las leyes se aplican desde que se sancionan en adelante. 

"Era una barbaridad votar el proyecto como venía, la mera sospecha disparaba la acción (de la extinción de dominio). Si la Cámara de Diputados lo quiere votar que lo vote", manifestó el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto.

Además, Pichetto pidió que se garantice el debido proceso y solicitó que la extinción de dominio "se dispare como acción dentro del juicio oral, porque ya hay pruebas y el tribunal está constituido". El proyecto del Bloque Justicialista sostiene que la norma debe ejecutarse en el fuero penal una vez que exista una sentencia de primera instancia, pero permite la extinción anticipada en casos como la flagrancia o la fuga.

Otro de los ejes de discusión era en que fuero iba a quedar la decisión. Cambiemos quería que sea en el civil, pero sin embargo se terminó imponiendo la idea peronista que era que se haga en el ámbito penal. En los días previos a la sesión, Cambiemos afirmó que su iniciativa era para "recuperar lo robado" en el marco de las causas por corrupción que afectan al kirchnerismo y dejó trascender que era retroactivo, mientras que el del justicialismo no.

Tras la rotunda negativa de Cambiemos al votar el proyecto con estas condiciones, el kirchernismo le aportó los votos necesarios al designio impulsado por Pichetto y el senador Juan Manuel Urtubey. La bancada que lidera Cristina Kirchner pidió incluir en el proyecto los delitos contra el orden económico y que la extinción, en los casos de corrupción, se aplique también a "los corruptores".

Concluida la inédita sesión en el Senado que aprobó los allanamientos a las propiedades de Cristina Fernández de Kirchner , la Cámara Alta debatió el proyecto de extinción de dominio, clave para la recuperación de bienes de la corrupción.

"Si estamos discutiendo la extinción de dominio es porque tenemos una figura en el Código, decomiso, que es casi lo mismo pero inadecuada para lograr una respuesta que la sociedad pide en términos de recupero de bienes porque es una pena accesoria", explicó el senador salteño Rodolfo Urtubey, al comienzo de las intervenciones.

Fuente: Crónica.

Compartir

Comentarios