Los hinchas tucumanos quedaron sin pasahes para sistir al encuentro por la Libertadores.

Alrededor de 200 simpatizantes habían pagado por pasajes y entradas para acompañar al decano en Colombia. El vendedor de los vouchers desapareció y no se tienen rastros de su paradero.

"Yo he viajado siempre con él, a todos los partidos en el exterior que jugó Atlético, y hoy me desperté con la noticia que ha desparecido de la Tierra", comienza diciendo Maxi, uno de los más de 200 hinchas de Atlético que denuncian haber sido estafados con el viaje a Colombia. 

El "Decano" jugará allí el próximo martes, la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores de América, ante Atlético Nacional de Medellín. 

Desde hace algunas semanas, un vendedor identificado como Mauricio Rodríguez comenzó a ofrecer paquetes de viaje para ir a alentar al equipo. Había tres opciones, que iban desde los $18.000 hasta las $21.000, lo que multiplicado por la cantidad de damnificados, arroja un monto total superior a los tres millones y medio de pesos. 

Cabe señalar que no era la primera vez que Rodríguez vendía viajes como particular. Antes, había organizado las travesías a Ecuador, Brasil, Paraguay y Uruguay, sin ningún tipo de inconveniente.

Además, para esta ocasión en particular, reclutó algunos hinchas y les ofreció ser revendedores a cambio de pasajes liberados. Así comenzó a extender su negocio y aumentó su cantidad de clientes hasta superar las dos centenas.

Caravan de hinchas decanos en Uruguay.

 

El miércoles era el día indicado para la entrega de los vouchers con los pasajes de avión y las reservas de hotel, pero nunca apareció. Borró sus perfiles en redes sociales, dejó de atender el teléfono, no lo encontraron en su domicilio, y como último recurso fueron a buscar a su esposa en su lugar de trabajo, donde había realizado algunos de los cobros de los viajes. La noticia que les dieron allí los dejó sin aliento: "hace tres días presentó la renuncia".

"Yo estoy desesperado, en este momento en lo único en lo que estoy pensando es en cómo hacer para viajar y poder estar ahí ese día, alentando al equipo. Del resto me ocuparé después", confiesa Franco, otro de los damnificados. 

Mientras las redes sociales se llenan de publicaciones que reflejan la desesperación de los fanáticos, algunos de ellos se dirigieron hacia la Policía para radicar una denuncia formal. Todos mantienen viva la ilusión de poder estar, de alguna manera, en la tribuna visitante del estadio Atanasio Girardont. 

Fuente: El Tucumano

Compartir

Comentarios