Gruta de Lourdes en San Pedro de Colalao

Fue el mensaje que se brindó en el curso gratuito de formación profesional llamado “Hospitalidad con el Visitante”, en la sede de la Unión de Hoteles.


Tucumán lleva adelante numerosas acciones y gestiones destinadas a desarrollar y afianzar el Turismo Religioso como segmento turístico. Con la promoción de la Ruta de la Fe tucumana el Ente Tucumán Turismo brindó ayer un curso gratuito de formación profesional llamado “Hospitalidad con el Visitante”, en la sede de la Unión de Hoteles.

La apertura de la capacitación, que se extenderá por quince días más de manera virtual, estuvo a cargo de la especialista Paola Menossi y fue destinada principalmente a personas de entidades públicas y privadas dedicadas al turismo.

Esta iniciativa fue producto de un trabajo conjunto entre los Ministerios de Turismo y de Trabajo de la Nación, la Cámara Argentina de Turismo (CAT), la Cámara Argentina de Turismo Religioso (CATR), la Cámara de Turismo de Tucumán y el Ente Tucumán Turismo.

De la presentación del curso participaron el vicepresidente de la CATR, Federico Lanati, y el encargado del segmento del Ente de Turismo provincial, Gustavo Macció.

El funcionario celebró la cantidad de inscriptos en un curso que se centra en una temática que crece día a día en la provincia. “El Turismo Religioso tucumano crece gracias a la difusión de los distintos atractivos y festividades. Un claro ejemplo es la Fiesta de la Virgen de Lourdes en San Pedro de Colalao, que creció de 20 mil peregrinos a 38 mil este año. La Reducción también tuvo un crecimiento con la Virgen del Valle y estamos logrando lo mismo con la Virgen de Covadonga de El Mollar”.

Por su parte, Paola Menossi, quien se desempeña como coordinadora de Formación y Empleo de la CAT, explicó que el mismo curso se lleva adelante en todo el país. “Sobre todo visitamos destinos clave en materia de Turismo Religioso, partiendo de la hospitalidad con los visitantes que convocan las diferentes religiones, credos y costumbres. Este producto está creciendo a nivel nacional y nuestra idea es convocar y hermanar a todas las religiones y a otros cultos populares que la gente adopta en todo el país”, destacó la disertante.

Sobre el curso, explicó: “Hoy hicimos la apertura en una jornada de cuatro horas pero los participantes continuarán capacitándose por quince días más en el aula virtual que tenemos dentro de la Cámara Argentina de Turismo, donde pueden conocer mucho más y continuar aprendiendo”.

El Turismo Religioso y la Ruta de la Fe tucumana

El Turismo Religioso es un segmento que consiste en aquellos viajes y peregrinaciones a sitios de interés y lugares de veneración que las personas realizan con la finalidad de asistir a retiros, congresos y liturgias. En la actualidad, este producto genera un movimiento de 300 millones de personas al año en todo el mundo.

En particular, Tucumán cuenta con un enorme potencial en este segmento. Como puntos de gran interés se pueden encontrar la Gruta de Lourdes en San Pedro de Colalao, el Circuito de Templos en el Casco Histórico de San Miguel de Tucumán, el Pozo de Pescado en Trancas, las Ruinas Jesuíticas de San José de Lules y la Capilla Jesuítica de La Banda, en Tafí del Valle.

Compartir

Comentarios