Comerciantes mostraron su preocupación por la situación económica que repercute negativamente en el sector.

Raúl Fioretti de la FET, señaló que hay locales “que están cerrando”. Además, dijo que ”con las cargas fiscales y los costos laborales, cada día se hace más difícil cumplir con las obligaciones”.


 

“Hace dos años que venimos con una situación terriblemente mala, negativa”.  Con esas palabras, Raúl Fioretti, presidente de la Cámara de Comercio de la Federación Económica de Tucumán (FET), graficó la actualidad del sector en nuestra provincia.

Además, consideró que en los dos últimos meses la situación se agravó. En ese sentido, explicó que ni siquiera el Día del Niño alcanzó para repuntar el nivel de actividad comercial.

Fioretti se mostró preocupado porque no avizora una pronta solución a la economía del país que traiga alivio al sector. “Estamos complicados. De parte del Gobierno no vemos ninguna actitud que pueda beneficiar al comercio. Con las cargas fiscales y los costos laborales cada día se hace mas difícil cumplir en tiempo y forma con las obligaciones”, dijo. 

Consultado respecto a las expectativas que tienen los comerciantes por el Día de la Madre, sostuvo: “es el segundo día de ventas importante del año después de Navidad”. Sin embargo aclaró: “un día no salva el año ni el mes, no es una solución”.

También comentó que en el último año varios locales cerraron sus puertas. Puntualizó que uno de los factores para que eso ocurra, está relacionado con el alto costo de los alquileres: "son imposibles de cumplir”, aseveró. Mencionó que en algunos lugares piden entre 60 mil y 80 mil pesos por un local.

El dirigente de la FET destacó el esfuerzo que realizan los comerciantes para seguir adelante. "La fuerza laboral del comericio es la más grande del país, no hay actividad económica que de la cantidad de mano de obra que dá el comercio”.

Por úlimo, indicó que muchos comerciantes optaron por bajar la rentabilidad para poder sostener sus negocios y las fuentes laborales. 

Compartir

Comentarios