A raíz de sus declaraciones, el show de Casero fue suspendido en Tucumán.

El humorista reconoció sentirse apesadumbrado por sus duras críticas a Madres de Plaza de Mayo. Expresó comprender la situación luego de una conversación con su hija.

ue Luego de que se conociera que la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) decidió no ceder el Teatro Alberdi para el espectáculo de Alfredo Casero, '¿De qué no se puede hablar?’, el humorista pidió perdón por sus dichos sobre las Madres de Plaza de Mayo.

 

Esta mañana, el artista explicó que debió ser “más cauto” a la hora de hablar de un tema tan delicado, algo que comprendió luego de hablar con su hija Minerva.  "Estoy arrepentido de no haber sido lo suficientemente cauto. Estoy apesadumbrado y pido perdón”, expresó Casero en el programa de Radio Mitre de Nicolás y Miguel Wiñazki, ‘La Noticia Deseada’.

 

"Estoy cayendo en lo mismo que ellos. Que cuando se muere una persona y es policía no hay un puto derecho humano por esa gente, no hay nadie que salte por esa gente", señaló el humorista que luego agregó: "La cosa no es con las Madres, sino con la utilización política que le dieron".

 

Ayer, la UNT a través de un comunicado decidió cancelar el show que Casero iba a realizar el sábado en el Teatro Alberdi, que depende de la Casa de Altos Estudios. “Esta decisión se funda en la postura histórica de nuestra Universidad referida a los derechos humanos y en defensa de las políticas de memoria, verdad y justicia”, aseguraron desde la Universidad. 

 

Fuente: El Tucumano

Compartir

Comentarios