El gobernador habilitó las instalaciones de la subunidad de Gendarmería Nacional en Monteros. El destacamento reforzará las tareas preventivas que lleva adelante la fuerza nacional en conjunto con la Policía de Tucumán contra delitos complejos como el narcotráfico y la trata de personas. Mayor capacidad operativa a las fuerzas federales.

"Vamos a ser inflexibles con quienes cometan delitos, no vamos a negociar con aquellos que trafican muerte y envenenan a nuestra gente", aseveró el primer mandatario provincial en un acto protocolar en el Polideportivo Municipal de Monteros, del que participaron el Jefe de la Región IV, Claudio Domenichini, el intendente monterizo Francisco Serra y autoridades de fuerzas de seguridad nacionales y provinciales.

En materia de prevención en seguridad, Manzur aseguró que “Gendarmería representa una posibilidad muy grande de sumar esfuerzos y complementar a las fuerzas locales para combatir delitos que son cada vez más complejos”, y en este sentido, destacó la colaboración del gobierno nacional con la creación de la Agencia Regional de la Policía Federal y la división Antidrogas de Tucumán, dependencias por las que se incorporaron más de 300 efectivos policiales a la provincia.

El vicegobernador Osvaldo Jaldo, quien también participó del acto, enfatizó que el establecimiento de Gendarmería “es una auténtica muestra de federalismo en el área de seguridad”, posible gracias “al trabajo mancomunado que realiza el gobernador Juan Manzur con el gobierno nacional”.

Por su parte, el comandante Domenichini, detalló que la Patrulla Fija de Monteros, dependiente del Escuadrón 55 de Tucumán, cuenta con 15 efectivos y equipamiento de última generación para tareas específicas.

Cabe recordar que en el mes de febrero el gobierno de la Provincia y la Dirección NManzur-gendarmeria-discurso-Monterosacional de Gendarmería suscribieron un contrato de comodato para iniciar las obras de refacciones y acondicionamiento del predio que albergará al futuro Escuadrón de una Unidad Operativa de Gendarmería, ubicado en la localidad de Capitán Cáceres. El espacio contará también con un polo formativo para unificar modalidades de trabajo en tareas específicas e incrementar los conocimientos profesionales de los efectivos.

Al respecto, el ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Regino Amado, explicó que la sede de la ciudad de Monteros “es un puntapié inicial para el escuadrón que se instalará en el predio de Capitán Cáceres, que albergará a más de 150 hombres”.

El convenio firmado, además, contenía como objetivos sucesivos implementar la presencia permanente de Gendarmería en Tucumán y permitir acrecentar los operativos de seguridad y controles vehiculares en puntos clave del sur de la provincia, como lo son las rutas 34 y 9 y los pasos fronterizos en provincias vecinas.

Compartir

Comentarios