Pacientes y empleados desconcertados por el traslado.

Por orden del intendente Alfaro, deben desocupar el inmueble para iniciar los trabajos de remodelación de la repartición que está previsto por un lapso de 2 años. Hasta ahora, los trabajadores no vieron ningún documento legal o proyecto de obra que garantice la continuidad del servicio.




Trabajadores de la Asistencia Pública municipal se resisten al desalojo de la repartición, argumentado que hasta ahora no están dadas las garantías del funcionamiento del organismo en otra sede y mucho menos la continuidad laboral de todo el personal. 

Resultado de imagen para asistencia publica tucuman

Por este motivo, se mantienen en asamblea a los fines de definir los pasos a seguir en caso de mantener la decisión del Ejecutivo municipal. 

Desde la Municipalidad ordenaron que la mudanza se lleve a cabo durante estas dos semanas, por lo que no habrá atención durante este lapso. 

"No hay una seguridad de volver al edificio. Qué seguridad tenemos de que nosotros vamos a volver. No podemos confiar en que el intendente que venga se hará cargo de semanjente obra", manifestó uno de los empleados. 

Otra de las trabajadoras del lugar dijo que "hablan de un traslado, pero hasta el momento no nos han mostrado nada por escrito. Dicen que se hizo un estudio, que no corremos peligro, entonces no nos queremos ir. Tampoco nos mostraron ningún proyecto de remodelación", se quejó. 

Según la empleada de la repartición, "esto nos perjudica a nosotros y a la comunidad".

Los empleados de la Asistencia solicitan la presencia de algún funcionario municipal para que brinde las explicaciones del caso. 

"Queremos que nos expliquen que va pasar con nosotros porque en los edificios a los que se trasladaría la Asistencia quedarían afuera los servicios de Odontología, Farmacia y Laboratorio por falta de espacio", afirmó. 

"Con esto se está viendo que al intendente no le interesa la salud, mucho menos la Asistencia porque al hacer esto es para cerrarla definitivamente. Acá no quieren invertir nada, quieren que desaparezca y no les importa los empleados", afirmó otro trabajador.  

Por su parte, subdirectora de la Asitencia Pública, doctora Vichara, a cargo de la Dirección desde hace cuatro días, confirmó que se está cumpliendo con la mudanza y trasladando la Asistencia por decisión del Intendente Germán Alfaro. 

"Es una decisión del intendente Germán Alfaro en protección a la integridad física de las personas que vienen a hacerse atender y del personal", afirmó. 

Explicó que el proyecto de remodelación tiene un plazo de obra de 2 años, por lo que la Asistencia funcionaría durante este período en un edificio de Santiago al 100 y en otro de Balcarce al 500.  

"El tema es conyuntural por eso los empleados se resisten, pero aquí ha habido alguna cuestión interna, política, de intereses de determinadas personas", acusó la funcionaria.  

"Ahora estoy esperando la visita del secretario de Gobierno, Walter Berarducci, para que me autorice la mudanza de manera ordenana en estas dos semanas sin atención al público", agregó.  

Respecto al temor de los empleados en cuanto al cierre definitivo del centro asistencial y a la pérdida de sus puestos de trabajo, la doctora indicó que "las garantías están dadas porque este edificio es histórico y pertenece al patrimonio de la capital, así que la próxima intendencia va a tomar las mismas medidas y una inauguración a nuevo como se ha hecho con varios edificios de la ciudad. Con una continuidad o no de la intendencia esto se tiene que dar", aseguró.  

Para finalizar, reiteró que "el intendente ha dado la orden que mientras no se desocupe toda la asistencia, acá no se puede remodelar absolutamente nada".

Compartir

Comentarios