El 25 de agosto entró en el mar Mediterráneo el destructor Ross con 28 misiles Tomahawk, capaces de alcanzar cualquier región en Siria (foto: Reuters).

Desde el Ministerio de Defensa ruso, denunciaron que el país norteamericano realizó un nuevo montaje vía marítima para perpetrar con armas químicas la provincia de Idlib.

El Ministerio de Defensa ruso denunció que Estados Unidos sigue aumentando el número de portadores de misiles en la región de Oriente Medio, con el propósito de una nueva provocación con el supuesto uso de armas químicas en la provincia de Idlib.

El portavoz del organismo, general mayor Ígor Konashénkov señaló que "EE.UU. sigue aumentando la presencia de portadores de misiles de crucero en la región de Oriente Medio, que tiene que ver con los preparativos de un nuevo montaje de ataque químico en Idlib".

Konashénkov comentó que el destructor estadounidense USS Ross, que entró en el mar Mediterráneo el 25 de agosto pasado y está armado con 28 misiles Tomahawk, puede atacar cualquier región de Siria.

Agregó, que esta nueva acción son una nueva confirmación de las intenciones de EE.UU. de aprovechar un montaje terrorista de Hayat Tahrir al-Sham (Frente al Nusra) y la participación activa de los servicios secretos británicos en la provincia de Idlib con el supuesto uso de armas químicas para responsabiliza las fuerzas gubernamentales sirias.

Destacó que anteriormente había entrado en el golfo Pérsico el destructor estadounidense USS The Sullivans con 56 misiles de crucero a bordo.

El funcionario ruso indicó que “las acciones de los países occidentales, pese a las declaraciones públicas, buscan agudizar la situación en Oriente Medio y socavar el proceso de paz en el territorio de Siria”.

Durante el mes de abril de este año, EE.UU., el Reino Unido y Francia lanzaron un masivo ataque aéreo contra Siria en respuesta a un presunto ataque químico en la ciudad de Duma, situada en la región de Guta Oriental, sin dar tiempo a que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) iniciara sus investigaciones sobre el incidente.

Fuente: Telesur.

Compartir

Comentarios