La fábrica azucarera cerró sus puertas. Foto de Rodolfo Casen

Según el sindicato de obreros, el establecimiento dejó de moler por falta de caña. Los trabajadores están en estado de alerta y movilización.


Antes de los previsto, el ingenio Santa Bárbara, de la firma Energía Sustentable S.A, paralizó la molienda, cerrando de esta manera el ciclo de producción de este año.La medida fue comunicada oficialmente por el presidente de la empresa, Julio Colombres, al secretario general del sindicato de obreros y empleados, Roberto Palina. 

"Ya hemos tenido la comunicación oficial con el presidente del Directorio, Julio Colombres, que dió por finalizada la zafra y eso nos tomó por sorpresa porque estimábamos que podía llevarse a cabo por 15 días más", anunció el secretario de Trabajo, Roberto Palina. 

La decisión puso en estado de alerta y movilización a los 380 trabajadores de la planta que podrían ser suspendidos por tiempo indeterminado. 

El funcionario remarcó la gravedad de la situación, al decir que "existen alrededor de 500 personas entre empleados, obreros y supervisores. Tanto el Ingenio Santa Bárbara como el Ñuñorco venían con problemas de pago e incertidumbre". 

La situación de ambos ingenios habría empeorado en el último tiempo. "Nunca esperamos esta situación que se agravó en los últimos días. Si bien Ñuñorco puede moler un poco más, las dos emrpesas no superarían las dos toneladas y es una crisis grave". 

Aún se desconoce el motivo oficial por el cual, la fábrica detuvo las actividades. Solo trascendió que obedecería a la falta de materia de prima. 

En este sentido, Palina analizó las causas que llevaron a la falta de materia prima para garantizar el trabajo en la fábrica. "Los dueños vinieron incumpliendo con los cañeros importantes que había en la zona y los propios cañeros del directorio no han colaborado con el ingenio lo que significa que existen problemas internos en el Directorio también".

Según el sindicato de obreros, los proveedores se resisten a entregar sus cañas al ingenio ante el incumplimiento por parte de la firma. 

Denunciaron, también, que se les adeuda una planilla salarial del último convenio azucarero que se firmó en marzo con una recomposición salarial del 23%. Además, de otras diferencias como horas extras y aguinaldo. 

El ingenio molió ayer con las últimas entregas de materia prima. Por esta razón sólo ingresaron a trabajar unos 80 operarios de producción. El resto del personal, de los sectores de laboratorio, calidad de azúcar, canchón, etc, no ingresó durante la tarde a cumplir con sus funciones.

Los obreros adelantaron que esperarán novedades de las reuniones que mantenga Palina y Colombres para determinar los pasos a seguir. 

Los funcionarios y los empresarios involucrados en el conflicto buscan alternativas para hacer frente a las obligaciones de la fábrica, particularmente con el sector de los trabajadores.

"Queremos analizar lo que se está debiendo a los trabajadores, la deuda del aumento salarial y la liquidación total, tratar de garantizar eso y luego veremos", concluyó el titular de la cartera laboral.

Compartir

Comentarios