El Peque se impuso en el infierno neoyorquino.

El peque derrotó a Delbonis por 6-2, 7-6 y 6-2, en la primera ronda del US Open, y ahora espera por el ganador del partido entre el belga Bemelmans y el español Munar.

Diego Schwartzman, número 13 del ranking mundial, tuvo un debut sin complicaciones en el US Open y en dos horas y 41 minutos derrotó a su compatriota Federico Delbonis (113º) por 6-2, 7-6 y 6-2.

En el primer set, el Peque le hizo sentir al nacido en Azul la diferencia de ranking y, sin demasiado esfuerzo, sentenció un contundente 6-2.

De a poco, Delbonis fue entrando en ritmo y obligó a que el segundo parcial se defina en tie-break. Allí, Diego volvió a mostrar su jerarquía y se terminó imponiendo por 8-6.

En la última manga, el desarrollo del juego volvió a inclinarse a favor del 13 del mundo, que sin problemas cerró el encuentro de primera ronda con un 6-2.

Ahora, Schwartzman, que defiende los cuartos de final que alcanzó en 2017, deberá esperar por el ganador del partido entre Ruben Bemelmans y el español Jaume Munar para conocer su rival en la segunda ronda del último Grand Slam del año.

Compartir

Comentarios