A mitad de este mes arribó al puerto de Yokohama un contenedor con la fruta proveniente principalmente de Tucumán.

Desde la Cacillería confirmaron la reanudación de los envíos del cítrico al país nipón.

La exportación de limones argentinos se reanudó, según confirmaron desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación. A mitad de este mes arribó al puerto de Yokohama un contenedor con la fruta proveniente principalmente de Tucumán y de otras provincias productoras del NOA, luego de casi 15 años fuera del mercado nipón.

Si bien el envío del cítrico estaba formalmente abierto desde 2003, los protocolos de tratamiento de frío resultaban inconvenientes para los productores nacionales, principalmente por los costos, obstaculizando las ventas. Es que según el protocolo del Ministerio de Agricultura nipón (MAFF por sus siglas en inglés), la fruta debe mantener temperaturas específicas durante 45 días, que es lo que dura el viaje entre Buenos Aires y Japón: durante las primeras 24 horas del periplo el limón debe estar a una temperatura de menos 1,9 °C y los 19 días restantes, en que dura la cuarentena, a menos de 2,2 ºC. Luego, gradualmente se debe alcanzar 6 ºC o 7 ºC para lo que resta del recorrido. Si la fruta sobrepasa 2,2 ºC permitidos durante la cuarentena se le prohíbe el ingreso. Si la temperatura desciende a 1 ºC o menos, los riesgos de daños  son grandes, como también las dificultades para comercializar la fruta después.

Durante la primera incursión en tierras niponas ─en noviembre de 2003─ una buena parte de los limones exportados llegó en mal estado por el sometimiento al frío durante el traslado.

“Seguimos trabajando junto con el Ministerio de Agroindustria a fin de abrir mercados para los productos argentinos”, señaló Horacio Reyser, Secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, quien además remarcó la importancia de que “estos mercados representan más exportaciones y más trabajo para las economías regionales”.

En julio pasado, el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón envió una “misión técnica” para cooperar con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en la inspección fitosanitaria e iniciar el tratamiento cuarentenario de frío para la exportación de limones frescos hacia el país asiático. Los técnicos japoneses recorrieron la provincia para verificar el sitio de consolidación de la fruta, donde se llevaron a cabo las inspecciones conjuntas para la iniciación y consolidación de las mercaderías.

En lo que va de 2018, las exportaciones del cítrico superan los $s 211 millones en ventas, destacándose España, Rusia, Italia y Holanda como principales destinos. Tucumán es responsable del 56,15% de la industrialización de limón a nivel global y tiene un rol central en el jugo de limón y de aceite esencial.

Fuente: El Tucumano

Compartir

Comentarios