Obreros del San Juan esperan respuestas

Es en señal de protesta ante el cierre de su fuente de trabajo. Se trata de casi 400 familias que quedaron sin trabajo ante el cierre abrupto de la fábrica azucarera.


Trabajadores del ingenio San Juan llevan a cabo una olla popular en las puertas de la fábrica azucarera, en señal de protesta ante el cierre de su fuente de trabajo.

Se trata de casi 400 familias que quedaron sin trabajo, tras el cierre abrupto de la fábrica azucarera, que finalizó sus actividades con sólo ocho días de molienda ante el retiro de las empresa que administraba la planta. 

"Un grupo de aproximadamente 30 personas están reunidas en un quincho  que se encuentra en el interior del ingenio para dar inicio a la protesta por el cierre de la fábriza azucarera", confirmó el Subcomisario Carlos González, aclarando que la manifestación se lleva a cabo de manera pacífica en el interior de la planta.

Por su parte, Marcela Pereyra familiar de uno de los trabajadores del ingenio, dialogó con LV 12 Radio Independencia y comentó: “decidimos hacer una olla popular para que los obreros puedan tener por lo menos un plato diario”.

La mujer dijo que primero empezaron con la ayuda de los vecinos y comerciantes de la zona y "ahora nos está brindando ayuda el intendente Darío Monteros".

Respecto a la modalidad de protesta, a la espera de una resolución definitiva al problema, Pereyra sostuvo que "es una manera de sobrellevar esta situación. Nosotros esperamos una solución concreta”.

Además, destacó que "el ingenio no tan solo al pueblo de San Juan beneficia, sino que le da trabajo a obreros de toda la provincia”. 

La fábrica azucarera ubicada en la Banda del Rio Salí fue la última en sumarse al proceso productivo de este año, a causa de una deuda millonaria que la arrendataria Tecnocontrol mantenía con la empresa Gasnor, que les impedía reconectar el servicio de gas para poder iniciar la molienda. Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo y el 1 de agosto se lanzó el campaña, pero el jueves 9 se detuvieron los trapiches.

Las cerca de 400 familias que dependen de la actividad del San Juan esperan que la Justicia habilite el ingreso de un nuevo administrador para que el ingenio recomience la zafra.

Ayer se dió a conocer que había dos empresarios interesados en reanudar la molienda del San Juan. 

 

 

 

Compartir

Comentarios