La rubia una vez más sola.

La rubia reconoce que su gran problema en las relaciones amorosas es "no conocer un poco más" a las personas. Aceptaría relaciones en las redes sociales.

La chica del momento Sol Pérez está sola otra vez: terminó con Exequiel Palacios jugador de River. En un programa contó de sus relaciones y reconoce que el gran error es no "saber" un poco más de las personas. 

Según la blonda las horas del día no alcanzan como para ir a lugares que le permitan interactuar con otra gente, "Instagram es una gran herramienta de conquista". Pero luego contó algunos detalles de lo que fueron sus relaciones fallidas con  Palacios, y con el central de Boca Juniors, Lisandro Magallán, y llegó a la conclusión de que su error era no intentar saber un poco más de la otra persona entes de empezar una relación sentimental. "Le pifio porque no le dedico tiempo a conocer a la gente. Como estoy enfocada en mi laburo y no estoy pensando en encontrar a alguien, agarro lo que venga. ¡Y por eso, me pasan estas cosas!", reflexionó on Ulises Jaitt para El Show del Espectáculo. 

El último desengaño amoroso de Sol ocurrió hace unos días, cuando se enteró en vivo de que Palacios llevaba dos años de novio con otra chica y, encima, tendría otras amantes. "Podría decir un montón de él. Yo elijo no hablar de mi vida privada y creo que hago bien, después de lo que me acabo de enterar de sorpresa. Porque, por más que sea verdad o mentira, para mí no está bueno que en el programa en el que trabajo me digan: '¿Sabés que el pibe con el que salís o el que te estás conociendo tiene amante y mujer?' es como raro", empezó diciendo.

Pero, enseguida, Sol aclaró que no era el final de la relación sino el escándalo que se generó con este tema lo que realmente le molestó. "No me gustó que todo este quilombo se metiera en mi laburo. De él no me molestó nada. Pero, cuando se armó todo este lío, decidí irme", aseguró. Y dejó en claro que su corazón no se vio afectado por esta situación.

"No está bueno para él todo lo que se dijo porque, para un futbolista, es complicada tanta exposición. Así que no voy a contar lo que charlé con él. Espero que le vaya bien en su trabajo y nada más. Yo lo aprecié porque, al compartir momentos con una persona, uno se llega a encariñar. Pero no sé si llegué a quererlo, porque eso es un montón. Sí le tuve aprecio porque es una persona en la que confié. Y, cuando hay mucha intensidad en algo, por más que sea corto o largo, una se encariña un poco. ¡Pero se me fue el cariño rápido, igual!", sentenció Sol.

Con respecto a Magallán, a quien cortó cuando se enteró de que había hablado intimidades sobre ella en un vestuario, Sol fue contundente. "Si yo cuento las cosas que me pasaron con este pibe… ¡Le gusta un poco la cámara! Una vez me invitó a la casa y, cuando voy, había cinco pibes afuera… ¡Cayeron cinco amigos! Dije: '¡Pará!'", relató.
 

Sin embargo, pese a las malas experiencias, Sol no cerró la posibilidad de seguir conociendo candidatos a través de las redes sociales. "Si te invita a tomar un café alguien que querés conocer, está bueno. Por ahí sale de ir a tomar una cerveza o comer una picadita un sábado a la noche", cerró.

Compartir

Comentarios