La guerra continúa en la pareja.

La rubia contó que había encontrado un vaso azul con su nombre y su fecha de nacimiento en el freezer del economista.

Luciana Salazar acusó a Martín Redrado de haberle hecho una brujería. "Esto termina en malos términos", advirtió la rubia el jueves por la noche al economista por WhatsApp al desconfiar de él. 

Él se encontró con el escándalo público cuando aterrizó en Miami, a donde en realidad había viajado por compromisos laborales. Y solo, como intentó explicarle -sin éxito- a su ex, que primero lo denunció a través de su cuenta de Twitter y luego en distintos programas de televisión.

El viernes, Luciana brindó entrevistas con Los ángeles de la mañana –ciclo en el cual él le respondió por mensaje de texto a través del teléfono de Andrea Taboada-, Intrusos y Los especialistas del Show. En todos decía lo mismo: que había encontrado un vaso azul con su nombre y su fecha de nacimiento en el freezer del economista, que tenía pruebas y que mientras él la siguiera desmintiendo, las mostraría.

Redrado no volvió a hacer declaraciones en los medios pero esa misma tarde se expresó a través de Instagram Stories, red social en la que ratificó su relación con Lulú Sanguinetti: "Es mi novia", aseguró todavía desde Miami.

El sábado, Luciana -después de publicar una foto de su hija Matilda sin los aritos que el economista le había regalado- publicó en su cuenta de Twitter un audio de casi 20 minutos que grabó del encuentro en la casa del economista la última vez que se vieron.

Ahora salió a la luz el chat que desató este escándalo. Yanina Latorre mostró este martes en Los ángeles de la mañana la conversación en que Luciana le manifiesta su enojo a Redrado y le adelantaría todo lo que sucedió después.

Compartir

Comentarios