Estados Unidos y Rusia atraviesan una relación de "bajo nivel de confianza".

El país de Oriente Medio descartó sus armas químicas con supervisación internacional, sin embargo, las Fuerzas norteamericanas estarían realizando una "preparación activa" para atacar.

Los preparativos de las fuerzas de Estados Unidos en Oriente Medio indican que Siria podría volver a convertirse en objetivo de nuevos ataques aéreos, informó este jueves la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

"Juzgando por los preparativos de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en la región de Oriente Medio, no se excluye la posibilidad de nuevos ataques con misiles contra objetivos en Siria", manifestó Zajárova en rueda de prensa.

La portavoz rusa reiteró su advertencia de que en la zona de distensión de Idlib se está realizando una "preparación activa" de una escenificación del uso de armas químicas con el fin de acusar a Damasco, "para que a continuación Estados Unidos lance ataques con misiles contra las tropas gubernamentales".

Estados Unidos "puede reunir un grupo de ataque en las costas de Siria en tan solo 24 horas", ratificó la funcionaria rusa.

Según la diplomática, en la actualidad, el grupo de ataque norteamericano, el de Francia y el Reino Unido "consta de aviones de aviación estratégica y táctica en las bases de Jordania, Kuwait y Creta. Cuenta con unos 70 portadores, 380 misiles alados aerotransportados y dos destructores el Carney y Ross, cada uno con 28 misiles Tomahawk a bordo".

Fuente: Telesur.

Compartir

Comentarios