El acusado se largó a llorar varias veces ante los jueces. (Foto La Gaceta)

Los imputados en el caso por el traslado, acopio, procesamiento, distribución y comercialización de drogas declararon ante los jueces.

En el juicio a integrantes de la "La Banda de Trayán" acusada de traslado, acopio, procesamiento, distribución y comercialización de drogas, declaró uno de los imputados y sorprendió a más de uno. “Les pido que me metan preso por político, no por narco porque no tengo nada que ver con esta causa”, dijo Julio César Trayán. 

El jueves está previsto que declaren los últimos testigos, pero no fueron. El abogado Adolfo Bertini, defensor de tres de los imputados, anunció que hablarían ante los jueces. 

“Todavía sigo sin entender por qué estoy aquí. Tengo el alma desgarrada por el trato de la prensa. Me acusaron que era líder de una banda y no es cierto. Es más, no tengo nada que ver en esta causa”, sostuvo Trayán. 

En medio de su relato Trayán habló de su vinculción con la política y se lamentó por haber "perjudicado" al gobernador - Juan Manzur- y vicegobernador -Osvaldo Jaldo- tomandose una fotografía, que según en su declaración fue en plena campaña y lo hizo como cualquier militante. 

“También -señaló- se dijeron muchísimas cosas falsas sobre mí. Llegaron a asegurar que era chofer de la Gobernación y nada que ver. Mucho tuvieron que ver las acusaciones que hicieron José Cano y la senadora Silvia Elías de Pérez que, sin tener ninguna prueba, me acusaron de ser un líder narco. Me hicieron mucho daño”, insistió.

“Nunca se acordaron cuando salía a las tres de la mañana a buscar un servicio fúnebres para una familia que me venía a buscar porque no tenía para pagarlo. Funcionarios pueden decir cómo golpeaba sus puertas para cumplir con la gente por este tema o para conseguir medicamentos. La prensa sólo me acusaba de ser narco. No fue parejo el tratamiento”, indicó Trayán.

Trayán en su declaración lloró varias veces y hasta culpo al fiscal Camuña por todo lo que le sucedió. 

“Mi papá -continúo relatando con voz entrecortada- sufrió tres ACV desde que me detuvieron. No es justo. No hay ninguna prueba que me incrimine. A los únicos que conozco son Daniel García, porque conseguí servicios fúnebres para sus padres, y Straatman, con quien estuvimos cerca de cerrar un negocio. Sin embargo, acá me dicen que formaba una banda. ¿Cómo puedo ser que ese señor (señalando al fiscal Camuña) puede haber considerado que formaba parte de una banda con gente que ni siquiera conocía?”.

Por último el acusado culpó a los medios de comunicación por el trato que le dieron al caso y a su persona.  

Compartir

Comentarios