Yelena Bazýkina murió hace 31 años junto con un grupo de amigos como resultado de una avalancha.

El cuerpo de la mujer, de 36 años al momento de su desaparición, fue encontrado junto a todas sus pertenencias y lo describieron como el de "una muñeca de cera".

En el pico más alto de Europa, el Elbrús, hallaron el cuerpo de una alpinista soviética desaparecida hace 31 años. Yelena Bazýkina tenía 36 años cuando murió en 1987 junto con un grupo de amigos como resultado de una avalancha. 

El cuerpo de Yelena fue encontrado por primera vez por unos turistas en los últimos días a una altura de más de 4.000 metros. El cadáver estaba conservado en el hielo "como una muñeca de cera", describió Komsomólskaya Pravda.

Según el diario, Yelena, que no estaba casada y no tenía hijos en el momento de su muerte, trabajaba en un instituto científico de Moscú, pero "las montañas eran su único amor".

El Comité de Investigación de Rusia publicó un video que muestra cómo unos rescatistas liberan su cuerpo congelado, que todavía llevaba la campera de invierno y el equipo de alpinismo. 

También se encontró su pasaporte, dinero y los pasajes de avión de ida y vuelta entre Moscú y Minerálnye Vody, así como otros documentos bien preservados que ayudaron a identificar el cuerpo.

Las autoridades confirmaron que en abril de 1987 un grupo de cinco personas escaló el monte Elbrús, situado en el Cáucaso ruso, pero nunca volvió al campamento. La búsqueda de los alpinistas que se llevó a cabo entonces no dio resultado. No obstante, el verano inusualmente cálido de este año provocó el derretimiento de la nieve y reveló el lugar de la tragedia.  

Según los primeros datos del análisis forense, el cuerpo de la alpinista presenta numerosas fracturas en los brazos, piernas y costillas, características de un impacto de avalancha. Si las condiciones meteorológicas lo permiten, se emprenderá la búsqueda del resto de alpinistas del grupo.

Fuente: RT.

Compartir

Comentarios