El gremio de UTA dijo que esperan cobrar el sueldo en tiempo y forma.

AETAT presentó una nota para desdoblar el pago de los salarios. El gremio adelantó que si hasta el jueves próximo no perciben la totalidad de sus haberes, el viernes no circularán los colectivos.

 

 El impacto de la crisis económica en el transporte público lo padecerán la próxima semana los trabajadores del sector y -eventualmente- los usuarios de la provincia: los empresarios pidieron pagar en dos cuotas los sueldos a los 4.000 empleados del rubro. El sindicato de los choferes rechazó la propuesta y adelantó que, si no cobran en una sola cuota, realizarán un paro.

“Presentamos una nota al gremio informándole que por la situación económica, la crisis reciente y la no respuesta al pedido de incremento de la tarifa, le pedimos desdoblar el pago salarial en dos partes: el cuarto día hábil del mes el 50% y siete días después el 50% restante”, explicó Jorge Berreta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat). Los pagos propuestos para abonar a los trabajadores son el 7 y el 14 de septiembre. La cámara del sector había solicitado en julio llevar el boleto de los $ 12,50 actuales hasta $ 21,22. Habían propuesto llevar la tarifa a $ 16 y realizar luego subas escalonadas.

El pedido empresario fue duramente criticado por los directivos de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). “Rechazamos las pretensiones de los dueños de las empresas. Los trabajadores tienen que cobrar el sueldo en tiempo y forma. No vamos a permitir que se pague el sueldo de manera desdoblada”, planteó César González, secretario general de UTA. Adelantó que si los empleados no cobran el 100% de sus haberes hasta el jueves de la semana que viene -fecha prevista por el convenio colectivo-, el viernes no habrá colectivos.

“Entendemos la crisis, la suba del combustible y los insumos dolarizados, pero si la gente no tiene plata para el boleto de colectivos terminará siendo peor el remedio que la enfermedad”, insistió González. Y agregó: “apostamos al diálogo para que no debamos tomar medidas de acción directa”.

El concejal José María Franco, miembro de la comisión de Transporte, dijo que comprenden el impacto de la crisis, pero puso reparos. “Lo que pasa es que el servicio de transporte público es concesionado por el Municipio a las empresas, y es usado en particular por los que menos tienen, por los que más sufren estos vaivenes económicos. Aguardamos un informe de la Municipalidad”, explicó. “Necesitamos ser prudentes. Es un tema complejo, la realidad nos lleva a reconocer que sí tiene que haber una actualización de tarifa, pero debemos cuidar al usuario”, planteó el radical Agustín Romano Norri, jefe del bloque Cambiemos. Ricardo Bussi coincidió con el radical: “un boleto a $ 21 es sencillamente impagable, pero se debe revisar el costo del boleto y encontrar un precio justo”.

 

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios