La esampida del dólar tuvo un efecto positivo en las exportaciones a Brasil.

El alza provoca un fenómeno inverso en las exportaciones argentinas hacia aquel país. Se totalizaron unos u$s1.547 millones.

El cóctel que combinó dólar más caro y menor actividad está impactando en el comercio con Brasil. Básicamente porque esto generó que en agosto crecieran con fuerza las exportaciones, mientras que provocó un desplome de las importaciones desde ese país. 

Según datos de Abeceb, en base a información del Ministerio de Industria brasileño, la balanza comercial bilateral entre Argentina y el principal socio comercial arrojó un déficit de u$s369 millones el mes pasado, lo que implicó un achicamiento del mismo del orden del 52,4% frente al nivel de agosto de 2017. 

 

Esto fue consecuencia de exportaciones que superaron los u$s1.178 millones, anotando un salto del 39%. Como contrapartida, por la caída de la economía doméstica -y también como consecuencia del alza del billete verde-, las importaciones totalizaron u$s1.547 millones, marcando una contracción de casi 5%. 

Desde Abeceb remarcaron que uno de los sectores que viene logrando una mejor performance en el el comercio bilateral es el automotriz, dado que las ventas a Brasil acumulan un salto del 38% debido a la mayor demanda por una economía vecina, que se recupera lentamente, y la puesta en marcha de algunos modelos nuevos de fabricación local. 

 

En cambio, la importación de vehículos desde Brasil ya se venía desacelerando, "hecho que se acentuará hasta convertirse en caída por la suba del tipo de cambio y el menor consumo en el país", indicaron desde la consultora, a lo que sumaron el freno generalizado en los sectores de importación que supone la baja en la actividad y la apreciación relativa del real brasileño.

En este contexto, desde Abeceb señalaron que "a medida que se vaya retrayendo el déficit automotriz (acumula una caída de 11% en el primer semestre), junto con la depresión en general de las importaciones desde el país vecino, iremos convergiendo a un déficit que oscilaría en torno a la mitad de lo que fue el año pasado, de u$s8.500 millones".

 

Fuente: IProfesional

Compartir

Comentarios