El impuesto para las exportaciones primarias sería de 4 pesos por dólar.

Referentes del sector agrícola expresaron su preocupación por las recientes medidas tomadas por el Gobierno. "Es un golpe durisimo" señalaron.

El titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Dardo Chiesa, aseguró que antes de los anuncios, no les consultaron las medidas. Para la Federación Agraria, las medidas anunciadas “serían un paso más hacia la desaparición de muchos productores”

Entre las medidas anunciadas por el Presidente Macri y Nicolás Dujovne, resalta la de los derechos de exportación con lo cual el Gobierno recaudará $ 280.000 millones en 2019.

Según informaron fuentes nacionales, consta de un impuesto de 4 pesos por dólar para las exportaciones primarias y 3 pesos por dólar para el resto de las exportaciones. Asimismo, se reduce al 18% en la alícuota para porotos, harinas y aceite de soja. En la actualidad, el poroto tributaba 25,5% y los subproductos, 23%.

“A los que exportan les vamos a pedir un aporte mayor; es una emergencia”, destacó el Presidente en su discurso. “Son impuestos malísimos. Les tengo que pedir que entiendan que estamos en una emergencia y necesitamos de su aporte”.

Uno de los primeros en salir a responder fue el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, quien aseguró que “son retenciones con todas las letras. No nos consultaron nada, ya con el hecho consumado. Esto lo venimos hablando. Se va al 28,5 para el poroto y 26,5 para harinas y aceites. Hay otra cosa, ellos juegan con los ingresos, y los costos y el gasoil con precio internacional, y la tasa del 60%, quien la paga”. En este sentido, el dirigente rural señaló: “Es un golpe durísimo al campo”.

 

“Hay un malestar muy grande”

El director del tercer distrito de Federación Agraria Argentina, Elvio Guía, también se manifestó descontento con el anuncio de la medida. Dijo que “siempre se saca lonja del mismo cuero, cuando hay que hacer un ajuste se da en el sector productivo que viene complicado por una cosecha anterior muy mala, mientras que vemos que el sistema financiero, los bancos, no están haciendo el esfuerzo que está haciendo el sector productivo y el sector trabajador, que también está pasando un muy mal momento”, evaluó.

Reconoció que el anuncio “ha caído mal” y que no se ve “una baja del gasto público tampoco”. Recordó que en 2002, al asumir Eduardo Duhalde “se pidió un esfuerzo al sector productivo con una retención del 9-10 por ciento, este cuento ya lo vivimos y terminamos por el 2008 con una retención móvil y con fenomenales recursos que se transfirieron de un sector a otro sin tener un resultado concreto, más allá de quien estaba en el gobierno”.

Reconoció que los productores están “muy convulsionados”, por lo que se analizará en el transcurso del día “cuáles son los pasos que vamos a seguir”.

 

El Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmó la vuelta de las retenciones. Al respecto, Melchiori indicó que “se trata de una situación de emergencia que amerita medidas extraordinarias”. Y que “si bien hubo un plan inicial, se registraron circunstancias que obligaron a cambiar el mismo”. A modo de ejemplo, dijo que “el gobierno se preparó para atacar un resfrío que en el camino se transformó en neumonía”.

 

 Fuente. El Día Online

Compartir

Comentarios