El ministro del Interior Rogelio Frigerio con los ministros de Economía provinciales.

Se trató en Casa Rosada. Es para mejorar los ingresos y ayudar a bajar el déficit.

Entre tironeos por fondos y ajustes, el gobierno de Mauricio Macri y las provincias opositoras encontraron un punto en común: pedirle, vía el Congreso, a la Corte Suprema que autorice el cobro del Impuesto a Ganancias a los jueces y empleados judiciales. 

La idea surgió de un paper que la semana pasada los ministros de Economía provinciales le elevaron a Rogelio Frigerio donde, entre otras propuestas, planteaban eliminar las exenciones sobre Ganancias que, además de jueces, impide cobrar ese impuestos a algunos empleados privados y públicos.

Esta tarde, el ministro del Interior aceptó la sugerencia y empezó a trabajar con los delegados provinciales un esquema para solicitarle a la Corte que, en un proceso de reducción del gasto y de crisis económica, den un gesto de colaboración.

“Ponen todos: la nación, las provincias, los privados, el campo, la gente. Ahora que ponga también un granito de arena la Justicia", dijeron a Clarín desde Cambiemos.

El acuerdo con el FMI implicó, en su última versión, alcanzar el déficit cero a fines de 2019 por lo cual la Casa Rosada y las provincias discuten el formato para alcanzar esa meta.

Al recorte de 300 mil millones de pesos que estaba en discusión para bajar el déficit a 1,3 el año próximo, se incorporó el plan déficit cero y el regreso de las retenciones a las exportaciones.

Es una política de años que, en parte, se ideó a mediados de la década del 90. Por entonces, la Corte a través de la acordara 20 de 1996, ratificó que los magistrados están exentos del pago de Ganancias.

Hubo leyes y pedidos, pero siguió igual. En 2016, Ricardo Lorenzetti aseguró que la Corte está "a favor" pero señaló que "el problema no es tanto a nivel de los jueces sino de los empleados" del Poder Judicial.

En el marco de la tormenta -Macri dixit- sobre la economía argentina, con su impacto social, el Gobierno y los gobernadores fijaron un esquema compartido para mejorar los ingresos, uno de cuyos puntos es que los jueces comiencen a tributar Ganancias.

"Detrás de la Acordada se cuelguen muchos otros organismos, como los tribunales de Cuentas, y es además usado en algunos sectores que también están exentos del impuestos", explicó a Clarín un funcionario nacional.

Compartir

Comentarios